XX Simposio Revisiones en Cáncer

El modelo francés, otra fuente de inspiración para el Plan de Precisión

La redistribución del modelo sanitario en este nuevo marco se hace necesario para encontrar la eficiencia
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
09 feb 2018 - 12:45 h
|

Los avances que están llegando de la mano de las nuevas técnicas de secuenciación masiva y de la genómica son las ‘culpables’ de que la Medicina de Precisión esté irrumpiendo en el nuevo contexto sanitario.

Hasta el momento, lo está haciendo desde el marco teórico, aunque en la práctica ya existan tratamientos que se acercan a esa ‘medicina a la carta’. El cómo integrar todo y trasladarlo a la práctica clínica es donde se está centrando actualmente esa teoría.

El XX Simposio de Revisiones en Cáncer abordó los avances en medicina de precisión con las nuevas plataformas genéticas y su potencial en los laboratorios de investigación. A día de hoy son pocos los hospitales que tienen incorporada toda estas infraestructuras tecnológicas.

Noemí Reguart, vicepresidenta de Aseica y oncóloga del Hospital Clínic-IDIBAPS, recordó que con las nuevas técnicas de radioterapia ya ocurrió algo parecido. Lo más desesperanzador es que a día de hoy existen hospitales que aún no las han incorporado. En este contexto, si España quiere implantar un Plan Nacional de Genómica, ¿qué es lo más urgente?

Reguart señala a Francia, que está avanzando más rápidamente que España en este contexto.

El plan francés de Medicina Genómica 2025 fue presentado hace unos años y consiguió el respaldo gubernamental con una financiación de 670 millones de euros hasta 2020. Una iniciativa que parece colocará a Francia como líder entre los países involucrados en la medicina genómica en los próximos 10 años. Respondiendo a un desafío de salud pública, este plan también alienta la aparición de un sector nacional e industrial para la medicina genómica.

Este plan, que no estrategia, tiene en cuenta el progreso tecnológico desde la secuencia hasta el almacenamiento, análisis y generación de informes de big data. Empresas y académicos que trabajan en diagnóstico biológico, sector digital y nueva tecnología de secuenciación han trabajado juntos para elaborar las recomendaciones. El plan establece una red de 12 servicios de secuenciación que cubren todo el país para 2020. Un Centro Nacional de Cálculo Intensivo procesará los enormes volúmenes de datos generados y proporcionará servicios a los profesionales de la salud. Los registros médicos estandarizados de pacientes electrónicos serán generalizados. “Un modelo muy bueno”, a juicio de Reguart, que da acceso a cualquier paciente con cáncer del país.

Esta plataforma nacional, organizada alrededor de centros de referencia, facilita la asistencia a través de la genómica. “Son doce hospitales acreditados donde los pacientes acuden a las pruebas”, añade Reguart. La condición por dar acceso es ofrecer la información para continuar con las investigaciones. “Gracias a esto, la Administración ha visto el ahorro que genera, porque haciendo cálculos han visto que se han ahorrado algunos tratamientos, reingresos, etcétera”. Han mejorado también muchos tratamientos dirigidos, consiguiendo en el paciente una mejor calidad de vida. Aquí en España, “es necesario hacer un análisis farmacoeconómico profundo”, apunta, ya que si analizas por separado el coste de la plataforma, de los test, o las terapias... “no salen las cuentas”. Esta visión cortoplacista es el escollo en el sistema.

Con todo, parece que el desafío de la medicina de precisión también es económico para la política de salud pública: menos exámenes inadecuados y exhaustivos, prescripción de medicamentos inútiles o reacciones adversas, ganancias en años de vida. Además, este modelo pretende ser innovador en la dimensión ética. Proporcionará respuestas a las numerosas preguntas formuladas por grupos de apoyo de pacientes sobre el consentimiento en la explotación de datos de salud, la anonimización de datos a terceros, el manejo de descubrimientos secundarios y los incidentes no deseados.

Oncología revisa los 20 años de avances

La evolución de la especialidad de la oncología médica a lo largo de los últimos 20 años está más que constatada. En aquellos tiempos, “los servicios de oncología no existían, pero afortunadamente la formación MIR lo ha cambiado todo”, apunta Eduardo Díaz Rubio, catedrático de la Real Academia Nacional de Medicina, durante la inauguración del XX Simposio de Revisiones en Cáncer. Díaz Rubio recordó la evolución de la figura del especialista en oncología. “Ninguna especialidad en los últimos 20 años se ha desarrollado tanto como la oncología”. En este sentido, los hitos terapéuticos alcanzados por la especialidad están poniendo en primera línea esta área. Como ha explicado el experto, el oncólogo ha tenido que ir aprendiendo los nuevos conocimientos y se ha tenido que adaptar al nuevo paradigma. “Un oncólogo mutante”, ha asegurado Díaz Rubio.

Asimismo, en este nuevo marco de la medicina de precisión, que se revisará en estos días en el encuentro, los especialistas pondrán el foco en la medicina centrada en el paciente. “Algo que no se puede olvidar”.

Con todo, el encuentro abordará los avances de todas las áreas terapéuticas de la oncología y será un punto de encuentro para poner sobre la mesa la innovación que después se trasladará a la consulta.

Twitter
Suplementos y Especiales