El SES creará una base de datos genética

El objetivo es mejorar la seguridad en la prescripción
Herramientas
Madrid
|
11 ene 2019 - 15:13 h
|

El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha iniciado el proyecto ‘Medea’ , centrado en la creación de una base de datos con información genética personalizada de cada paciente, con el fin de “mejorar la seguridad” ante la prescripción de medicamentos y “evitar” posibles reacciones adversas.

El proyecto fue presentado por el consejero de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, que explicó que Medea es un proyecto mixto entre la investigación y la compra pública innovadora, al tiempo que definió el proyecto como un modelo “pionero, de vanguardia e independiente” de la industria farmacéutica, financiado entre el ministerio y el SES con 5,5 millones de euros.

En esta línea, detalló que Medea se centra en el paciente y no está orientado en un medicamento o tratamiento específico ya que según dijo, consiste en aportar información al médico para que sepa seleccionar cuáles son los fármacos que “no producen alteraciones” a través del historial clínico y de un análisis genético previo de los pacientes.

Asimismo, resaltó que el proyecto se aplicará en su primera fase a los pacientes de oncología, psiquiatría y enfermedades cardiovasculares del Sistema de Salud Extremeño para, posteriormente, extenderlo al resto de especialidades y comunidades autónomas.

Por último, Vergeles incidió en que las interacciones medicamentosas son un “problema” de salud pública “importante que debe atenderse” para tener un sistema sanitario “seguro”, al tiempo que ha destacado que el 6 por ciento de la población presenta efectos adversos a los medicamentos, así como que el 32 por ciento de los fármacos comercializados aconsejan desarrollar un perfil genético del paciente para valorar las posibles interacciones.

Por otro lado, el desarrollo de este sistema consiste en la creación de una herramienta tecnológica que aúne datos genéticos, analíticos, antecedentes personales y familiares e incidentes previos causados por interacciones medicamentosas. De esta forma, la creación de un software con información y una base de datos asociada persigue facilitar la labor del doctor de atención primaria, con el objetivo de garantizar la seguridad de la prescripción y evitar efectos adversos e interacciones con otros fármacos.

Así, cuando el paciente acuda a la consulta de primaria, el médico podrá acceder a la información y a su historial médico, de tal forma que el sistema informático generará un aviso y “alertará del grado de riesgo” que tenga un fármaco para esa persona.

Twitter
Suplementos y Especiales