La digitalización permitirá evaluar los procesos médicos y su coste para el SNS

Este nuevo escenario hará posible que los pacientes participen en el cuidado de su salud
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
11 may 2018 - 12:50 h
|

La investigación biomédica se verá beneficiada en los próximos años por la transformación digital gracias a la reutilización de datos en los ensayos clínicos. Con la digitalización, el sistema y la industria farmacéutica van a tener la posibilidad de combinar el análisis de grandes volúmenes de datos clínicos con biomarcadores y otras variables propias de la genómica y la proteómica. De esta forma, se dará lugar a diagnósticos y tratamientos más ajustados al perfil de cada paciente e incluso se hará posible predecir cómo va a responder cada persona a una terapia determinada. Esta es una de las principales conclusiones de la “Jornada de Digitalización en Innovación Biomédica en Centros Privados”, organizada por Farmaindustria, Fenin, Asebio y el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

Con todo este proceso de transformación, además de mejorar la investigación biomédica, se optimizará la práctica clínica. La digitalización permitirá analizar los distintos procesos médicos y sus costes, ayudando a tomar decisiones coste-efectivas, tanto para el gasto sanitario como para el beneficio del paciente.

Para Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, “tanto la optimización del proceso de I+D de nuevos medicamentos como la utilización de la información para lograr un uso más adecuado y efectivo y mejorar la eficiencia revierten, por encima de todo, en el paciente, principal razón de ser de todos los que integramos el sistema de salud”.

Este nuevo escenario, además de mejorar la atención e investigación, permitirá a los pacientes participar en el cuidado de su salud y estar informados. Según Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin, “los pacientes empoderados permiten ahorrar entre un 8 y un 21 por ciento de los costes sanitarios”. Por ello, ha destacado la importancia de colaboración entre los agentes y la elaboración de una hoja de ruta para ello.

Jordi Martí, presidente de Asebio, ha comentado que es importante saber qué medir y con qué objetivos para que la información sea adecuada. En su opinión, el éxito de este proceso reside en “conseguir medicina basada en valor, con una base predictiva, más precisa, sin hablar de coste, sino de inversión”.

Por último, se ha recordado que para este proceso es necesario también un adecuado marco normativo que ampare la reutilización de datos clínicos en investigación biomédica sobre la base de un modelo amplio de consentimiento de datos personales.

Twitter
Suplementos y Especiales