“La inercia de los recortes nos ha llevado a la descapitalización del Ministerio”

JOSÉ MARTÍNEZ OLMOS Portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Senado
Herramientas
Madrid
|
10 mar 2017 - 15:00 h
|

En una legislatura en la que los grupos están condenados a entenderse o buscar sinergias, el senador socialista, José Martínez Olmos, quiere pensar que en la Cámara Alta puede ser más fácil, a pesar de la mayoría del PP. Sobre la mesa, el PSOE tiene varios asuntos como la estrategia en medicina de precisión o la reactivación del Pacto de Estado. Tampoco está al margen de los acuerdos y desacuerdos de su grupo en el Congreso.

Pregunta. Se ha aprobado la creación de una Ponencia para el estudio de la genómica y además por unanimidad...

Respuesta. La iniciativa del PSOE surge de la necesidad de actuar ante lo que están suponiendo avances revolucionarios. Tenemos posibilidad de hacer diagnósticos precoces genéticos desde que se descifró el genoma humano, pero lo que parece venir es una auténtica revolución. Es necesario analizar cómo tiene que actuar nuestro país tanto en el ámbito nacional e internacional para asegurar un uso adecuado de las tecnologías, evitar inequidades, y que sean tecnologías sostenibles.

P. Hay comunidades como Murcia que pretenden llevar al Consejo Interterritorial la estrategia nacional...

R. Es una cuestión de Estado. Yo creo que será posible llegar a un acuerdo si nos ponemos manos a la obra.

P. Hablando de consensos, ¿en qué punto está el Pacto de Estado?

R. Acordamos crear una Comisión para estudiar las posibilidades de hacer un Pacto. La iniciativa que propuso el PP la vimos bien, en el sentido de dar una oportunidad al diálogo. Sin embargo, desde el 25 de enero al día de hoy no ha habido nada. Pensamos que la iniciativa le corresponde al Gobierno y al PP y estamos a la espera. Va siendo tiempo de que pongan una propuesta.

P. En materia RR. HH. se está haciendo un esfuerzo para buscar una solución a la temporalidad del SNS, ¿qué soluciones proponen?

R. Andalucía está dando pasos importantes, que merecen la pena analizar y copiar, incluso. Interinizar a todas las personas que estén en situación de temporalidad e inmediatamente plantear ofertas de empleo.

P. El PSOE pide al Gobierno “recuperar y adaptar la plantilla del Ministerio de Sanidad a los nuevos tiempos” tras reducirla en 477 personas...

R. Esto merece un reproche político, porque independientemente de que sea necesario una adaptación cualitativa, lo que no es razonable es que la inercia de los recortes nos ha llevado a una descapitalización del Ministerio. Pedimos hacer un plan estratégico de recursos humanos para el Ministerio de Sanidad, que además le daremos un marco de tiempo de un año para que el Gobierno lo elabore y defina qué perfiles profesionales van a ser necesarios en el corto y el medio plazo.

P. En términos de financiación, parece que hay consenso entre CC.AA. y Gobierno en empezar a trazar un nuevo marco...

R. Hay que buscar un consenso sobre cuáles son las variables que explican el gasto sanitario; puede ser de cronicidad, de edad de la población, o de dispersión geográfica, etc. Es necesario un consenso técnico de tal manera que esas variables permitan recursos para las comunidades con criterios de equidad. Además, hay que pensar en el medio o en el largo plazo. En el medio plazo se puede aceptar un acuerdo que esté muy vinculado al crecimiento de la economía, que a lo mejor es insuficiente para lo que necesite la sanidad, pero en el medio-largo plazo es necesario un acuerdo político para dotar a la sanidad de la financiación de más de un punto y medio más del PIB, que es donde está la insuficiencia.

P. ¿Cuál es su fórmula para agilizar el acceso a la innovación?

R. Las innovaciones tienen que llegar a los pacientes en los criterios que la evidencia científica determine, usando las innovaciones para las indicaciones que estén autorizadas. Hoy por hoy tenemos innovaciones que producen un gran avance y una disrupción del curso de la enfermedad. Hay que hacer evaluaciones de postautorización que nos den claves en términos de evidencia científica, pero la variable fundamental sería que cuando tengan un impacto relevante en los presupuestos, la financiación de esas innovaciones tiene que ser diferente a como se ha hecho hasta ahora.

P. ¿Dedicar fondos específicos?

R. Supongamos que aparece una innovación tipo las nuevas terapias de la hepatitis C. Lo que no puede ser es que no vaya aparejado de fondos. Luego hay innovaciones menos relevantes que tienen un impacto más pequeño y que podrían gestionarse con un anticipo a cuenta. Aparte estarían los medicamentos huérfanos, para los que somos partidarios de que tengan un fondo estatal directo. Es una de las grandes modificaciones que tienen que ir a los próximos presupuestos.

“Se puede hacer más FC con fondos públicos y en coordinación con la iniciativa privada”

Las últimas iniciativas aprobadas o desestimadas en la Cámara Baja no han caído en saco roto para el portavoz socialista. La propuesta del PSOE para derogar el decreto de prescripción enfermera no prosperó en la Comisión de Sanidad y se enfrenta esta semana al debate en el Senado. Olmos está convencido de que no habrá una solución si antes médicos y enfermeros no terminan de solventar sus problemas. Una cuestión que — aclara— no depende de los propios profesionales, tal y como asegura el Ministerio de Sanidad, sino que son los grupos parlamentarios los que tienen que allanar el camino para que la relación prospere. “Vamos a trabajar por un consenso profesional. Espero que los nuevos tiempos que vienen en la OMC también ayuden en esa dirección. Una vez que el consenso profesional se cristalice será más fácil llegar al consenso político”.

Por otra parte, la formación continuada y la asistencia a congresos científicos también es una cuestión de gran calado para Martínez Olmos, sin embargo, considera que el debate parlamentario no es el adecuado. “Se puede hacer más formación continuada con fondos públicos, y además es posible hacerlo en coordinación con la iniciativa privada. Este es el debate de fondo”. El senador apunta que la tributación es otro debate que no es sanitario, aunque afecta a los sanitarios y “tenemos que ser sensibles a eso”. “Me gustaría escuchar la opinión de Montoro”, remarca, al tiempo que explica que la legislación laboral contempla que en determinadas circunstancias los trabajadores que reciben formación tienen que tributar como si fuera en especie. “Otra cosa sería que si hiciéramos una reflexión de cómo debe ser la formación de los profesionales: qué papel tiene que ocupar el sector público y privado, lo mismo habría un escenario diferente”.

Twitter
Suplementos y Especiales