La OMS advierte sobre un nuevo brote de ébola en RDC

Se trata de una amenaza significativa porque se ha producido en la frontera con Uganda y podría afectar a los dos países
Herramientas
Madrid
|
03 ago 2018 - 10:33 h
|

El nuevo brote de ébola en República Democrática del Congo (RDC) representa una amenaza para toda la región porque se ha declarado en una zona fronteriza desde donde podría pasar a los países vecinos, ha advertido este jueves la Organización Mundial de la Salud.

El Gobierno de RDC anunció el miércoles que cuatro personas han dado positivo en ébola en la provincia de Kivu Norte, ubicada a 100 kilómetros de la frontera con Uganda, en lo que tanto el Ministerio de Sanidad como la OMS consideran un nuevo brote de ébola.

La noticia llegaba apenas una semana después de que las autoridades congoleñas anunciaran el fin del brote de ébola que comenzó en abril y que ha dejado 33 muertos. Según RDC y la ONU, estos dos brotes no están relacionados porque se han producido a 2.500 kilómetros de distancia, en los extremos noroeste y noreste del país.

“Parece que el riesgo, por lo que podemos presumir en RDC, es alto. Para la región también es alto, dada la proximidad a las fronteras, particularmente a Uganda”, ha dicho el jefe de respuesta de emergencia de la OMS, Peter Salama, desde la sede de la agencia de la ONU, en Ginebra.

Salama ha explicado que esta vez el ébola podría extenderse rápidamente porque la vacuna experimental usada para contener el anterior brote podría no servir si se trata de una variación del virus para el que se desarrolló. Entonces, “puede que no tengamos ninguna opción”, ha indicado.

En este contexto, las autoridades congoleñas y la OMS han movilizado personal a la zona cero del nuevo brote. Los expertos tratan de concienciar a sus habitantes sobre la importancia de la prevención. “Hay pánico entre la población local después de la epidemia de ébola”, ha dicho una enfermera congoleña a Reuters.

Un total de 20 personas han muerto en la misma zona por una fiebre hemorrágica. Los médicos tratan ahora de determinar si la causa es el ébola.

Uganda, por su parte, ha instalado puestos de control médico en la frontera terrestre y en el aeropuerto internacional de Entebbe. “El ébola es altamente contagioso así que hemos adoptado medidas”, ha justificado Sarah Achieng Opendi, del Ministerio de Sanidad ugandés.

La región tiene una gran experiencia en la lucha contra el ébola tras la epidemia que afectó a África Occidental en 2014, dejando más de 11.300 muertos. Este brote es el décimo que sufre República Democrática del Congo desde 1976, cuando se descubrió la existencia de este virus cerca del río homónimo.

Twitter
Suplementos y Especiales