La SEFH defiende la decisión de la Aemps y Facme muestra su desacuerdo

Herramientas
Madrid
|
19 sep 2018 - 13:00 h
|

La Agencia Española del Medicamento, con la nota informativa sobre las reglas de sustitución de algunos medicamentos, ha creado una disparidad de opiniones entre las sociedades científicas. Desde la SEFH apoyan la aclaración de la Agencuia y aseguran que “no modifica un modelo en práctica habitual en los Centros Hospitalarios”. Su presidente, Miguel Ángel Calleja, en declaraciones a GACETA MÉDICA, ha señalado que “desde los órganos de Dirección del Hospital se cuenta con todos los profesionales sanitarios (médicos, farmacéuticos, enfermeros). Los médicos participan en el trabajo multidisciplinar de las diferentes comisiones y protocolos buscando con ello estandarizar la práctica y obtener mejores resultados. En este sentido, protocolizar la actividad no es no contar con el médico sino estandarizar la práctica y con ello obtener mejores resultados”, asegura. Además, Calleja remarca que en los hospitales no se realizan procesos automáticos, “siempre se trata de decisiones colegiadas en equipos de trabajo, consensuadas y de este modo la decisión es la mejor para los pacientes, la atención posterior es individualizada y se valora paciente a paciente”.

Sin embargo, desde la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (Facme) la opinión sobre la nota emitida por la Aemps es bien distinta. “La decisión de modificar las recomendaciones se ha llevado a cabo de manera unilateral, sin previo aviso, en contradicción con la normativa vigente, de manera opuesta a la opinión de numerosas sociedades científicas y sin tener en cuenta el posicionamiento de la Federación de Asociaciones Científico-médicas”, señalan. Además, remarcan que “el denominado “intercambio terapéutico”, expresión que utiliza la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria en sus posicionamientos, contradictorios con los de las Sociedades Científicas Médicas, tiene su origen en aspectos de gestión y de políticas hospitalarias establecidas por cada Comisión de Farmacia y Terapéutica. Sin embargo, estos acuerdos necesarios de funcionamiento no pueden suplantar la capacidad de prescripción exclusiva del médico, ni cambiar el régimen de responsabilidades de los distintos profesionales sanitarios ni olvidarse de la obligación de informar y acordar el tratamiento con el paciente.

Por último, desde Facme también cargan contra la Aemps por emitir este posicionamiento vía web. “La AEMPS es una agencia con autoridad técnica reconocida por todos los agentes tanto en España como en la Unión Europea, y actuaciones como la descrita ponen en peligro el prestigio ganado durante años al tratarse de una actuación sospechosa de falta de independencia del organismo, alejada del necesario rigor técnico y legal y que no ha seguido los procedimientos habituales de consulta y transparencia que siempre ha aplicado dicha Agencia”, dicen.

Twitter
Suplementos y Especiales