La tributación a Hacienda empieza a ‘entorpecer’ la asistencia a congresos

Facme pide a la Administración una moratoria para establecer un marco común
Herramientas
Madrid
|
12 abr 2017 - 13:00 h
|

La tributación de los profesionales sanitarios por la asistencia a congresos científicos está más candente que nunca y más ahora que se acercan grandes encuentros internacionales para avanzar en la actualización de conocimientos y de formación continuada.

Según ha podido conocer de primera mano GM, algunos profesionales sanitarios se están planteando ir a estas reuniones científicas a nivel internacional por el miedo a que Hacienda les haga tributar en forma de pago en especie. Otros ya no dudan e incluso han rechazado la asistencia.

Ante esta inquietud, Fernando Carballo, presidente de la Federación de Asociaciones Científicos Médicas de España (Facme), asegura que el modelo de publicación en la web las transferencias de valor que realiza la industria farmacéutica debe mejorarse. “Creemos que aquello que sea dar visibilidad a los pagos por servicio a profesionales sanitarios debe ser objeto de una regulación de la Administración”. Carballo asegura que ya que la mayoría de los profesionales son empleados públicos es la Administración la que debe decidir. “Nadie discute la necesidad de velar por la transparencia, pero debe ser regulado”, añade.

El presidente de Facme, al igual que otros representantes de sociedades científicas, advierten de que estando “muy a favor de la transparencia”, ésta debe ser global, “no solo para los pagos de inscripciones sino también los pagos por investigación que no son transparentes”. Carballo insiste en la necesidad de que otros estamentos deban ser sometidos a este tipo de reglas del juego. “Confiamos en la Administración para que sea la que determine cuando se pueden publicar los datos y las ayudas”.

En definitiva, los profesionales sanitarios aseguran que este proceso debe ser un valor colectivo y no una imposición unilateral.

Actualmente, Facme está buscando más tiempo para apaciguar la incertidumbre que se ha generado entre la profesión, y así poder establecer un periodo de trabajo y buscar sinergias con Farmaindustria con un marco regulatorio transparente. “El profesional de a pie está inquieto al leer las noticias y tirar de hemeroteca. Por eso, reclamos la moratoria y un periodo de tranquilidad”. Todo, con el fin, asegura Carballo, de buscar lo mejor para la independencia de los profesionales.

Carballo insiste en que la formación es necesaria para el desarrollo de los profesionales. “Es tradicional que los hospitales hayan confiado en la periódica asistencia de sus profesionales a sus encuentros y hasta ahora nadie se había planteado cambiar de modelo porque era eficaz”, asegura.

Con una Proposición No de Ley (PNL) de Ciudadanos aprobada en la Comisión de Sanidad y otra en ciernes de debatirse (PSOE), el experto asegura que es necesario que Hacienda y Sanidad trabajen juntos si finalmente salen adelante. De hecho, “Sanidad ha entendido el problema y se ha mostrado sensible ante ello”, adelanta Carballo.

Por último, reclama una solución inminente para evitar “que haya organizaciones que desembarquen con esta oportunidad para desarrollar un mercado alternativo. Somos los primeros interesados de la regulación”.

Twitter
Suplementos y Especiales