Las comunidades disparan el desfase entre gasto y presupuesto sanitario

Las autonomías desembolsaron un 11,27 por ciento más que las cantidades inicialmente previstas
Madrid
|
29 sep 2017 - 12:57 h
|

El desfase entre el gasto y el presupuesto sanitario crece año tras año. Ni siquiera el incremento de las partidas destinadas a salud en los últimos años ha conseguido frenar este desbarajuste. Los últimas cifras de ejecución presupuestaria muestran que las comunidades autónomas gastaron en sanidad 60.607 millones de euros en 2015, cuando se les había asignado para ese año 54.466 millones, según pone de manifiesto el ‘Análisis de los presupuestos sanitarios 2017’, que ha elaborado el sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.).

El desajuste es del 11,27 por ciento y crece por cuarto año de manera consecutiva. La diferencia con respecto a 2014 es casi de cuatro puntos y con 2012 ronda los siete puntos. Precisamente, ese último año las comunidades autónomas hicieron un esfuerzo para ceñirse al presupuesto asignado. Aún así desembolsaron en salud un 4,5 por ciento más de la cifra prevista. Sin embargo, suponía una mejora con respecto a 2011. Aquel año, las comunidades sufrieron los primeros recortes derivados de la crisis económica y mantuvieron prácticamente el ritmo de gasto a pesar de que sus presupuestos habían descendido casi un cuatro por ciento.

En el periodo que comprende 2010 y 2015 el desajuste conjunto asciende a 25.614 millones de euros. Cuatro regiones acaparan más del 60 por ciento de esta cifra. Cataluña (un 21,7 por ciento), Comunidad Valenciana (20,4 por ciento), la Comunidad de Madrid (13,4 por ciento) y Murcia (nueve por ciento).

Las tres regiones que más problemas tuvieron para ceñirse a sus presupuesto en 2105 fueron La Rioja, que desembolsó un 22,83 por ciento más de la cantidad asignada; Aragón, con un 21,72 por ciento, y la Comunidad Valenciana, con un 17,60 por ciento más.

En el polo opuesto se sitúan, País Vasco, con un 1,78 por ciento más; Navarra, con un 2,95 por ciento, y Canarias con un 4,25. Precisamente, es la primera vez que el Departamento de Salud de Euskadi gasta por encima de su asignación. Si se analizan los años 2010 y 2015 se ha ajustado siempre al presupuesto y ha dejado de ejecutar algo más de 56.000 euros.

Incremento presupuestario en 2017

Por tercer año consecutivo el presupuesto sanitario de las autonomías ha experimentado avances. Incluso el ritmo de crecimiento se ha acelerado en 2017. La suma de todas las comunidades alcanzó los 58.662 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,94 por ciento con respecto al año anterior. Los crecimientos registrados en 2016 y 2015 fueron del 3,62 y del 2,67 por ciento, respectivamente.

Siete regiones crecen por encima de la media española. El mayor crecimiento se ha registrado en Asturias, con un aumento del presupuesto del 10,49 por ciento. Le siguen Baleares y Navarra, con incrementos del 7,21 y del seis por ciento. Sólo una región se ha visto obligada a recortar su asignación para sanidad. El caso de Extremadura, que ha registrado un descenso del 0,71 por ciento. Tampoco crece Castilla-La Mancha que ha prorrogado sus presupuestos sanitarios. La Región de Murcia, por su parte, experimentó un avance del 1,74 por ciento.

CC.OO. detalla en su informe que a pesar de la evolución registrada en los últimos años los presupuestos de las comunidades no alcanzan las cifras aún de 2010, cuando comenzaron los recortes por la crisis. La diferencia asciende aún a 1.106 millones de euros. La cifra mantiene aún a España por debajo de la media de la Unión Europea. Si se cumple el compromiso de España en el ‘Programa de Estabilidad’ el gasto sanitario se situaría en el 5,9 por ciento del PIB, cuando el promedio europeo es del 7,2 por ciento, según las cifras de Eurostat.

Pero a pesar de esta recuperación reflejada en los presupuestos, el sindicato ha advertido de que las consejerías han dejado de invertir 28.693 millones de euros, una cantidad que podría haber recaído en los ciudadanos si se hubieran mantenido los presupuestos sanitarios de 2010. Esta cifra resulta similar al exceso de gasto de 25.614 millones de euros de las comunidades autónomas con respecto a sus presupuestos en el periodo 2010-2015.

Gastos de personal

Un año más el principal volumen de gasto se produce en capítulo I, que integra los gastos de personal. Las partidas destinadas a pagar a los profesionales sanitarios crecen por cuarto año consecutivo y se posicionan incluso por encima de los niveles de 2010. Las comunidades desembolsaron con este fin 25.749 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,17 por ciento. El secretario general de Sanidad del sindicato, Antonio Cabrera, advirtió de que el “empleo, crece aunque con contradicciones. La tasa de precariedad sigue aumentando”. Todas las comunidades han incrementado sus partidas destinadas a personal, salvo la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, que se ha mantenido igual por la prórroga presupuestaria. El mayor crecimiento se ha producido en Madrid, después de incluir en el personal del Sermas a los profesionales de las empresas privadas.

En cuanto al capítulo VI, que hace referencia a las inversiones reales, se ha producido un crecimiento del 14 por ciento con respecto al año pasado. Pero a pesar de esta cifra el autor del informe, Pablo Caballero, explicó que “aunque el crecimiento del capítulo VI es porcentualmente muy alto, un 14 por ciento, debido a las cifras tan bajas de las que se parte tras las drásticas reducciones presupuestarias que sufrió desde 2011 a 2014; al verlo en euros es bastante más modesto, 131 millones de euros”.

Twitter
Suplementos y Especiales