Las fundaciones de salud buscan sinergias para ser coste-efectivas

Un informe del Grupo de Trabajo de Salud, Investigación y Bienestar de la AEF ofrece una fotografía del sector
Herramientas

Esther Martín del Campo

Madrid

|
12 abr 2017 - 13:00 h
|

Las fundaciones del sector salud, investigación y bienestar han estrechado lazos y buscan puntos en común para avanzar de manera conjunta y optimizar sus recursos. Una treintena de ellas forman parte ya de un grupo de trabajo específico dentro de la Asociación Española de Fundaciones, que acaba de presentar un primer estudio cuantitativo sobre la situación y perspectiva de estas entidades.

Los principales datos fueron presentados en la sede de la Organización Médica Colegial por Irene Tato, miembro del grupo y directora de la Fundación Mundo Sano. El estudio se inició en febrero del año pasado y recoge las respuestas de un total de 73 fundaciones, el 24 por ciento de las que fueron consultadas. Entre otros datos, destacó que el 83 por ciento quiere colaborar con otras fundaciones. Además, el 56 por ciento han sido fundadas por entidades privadas, con o sin ánimo de lucro, un 53 por ciento no realizan proyectos de investigación y la mitad carecen de publicaciones periódicas.

Por otra parte, un 87 por ciento de estas organizaciones realizan formación, el 66,7 por ciento dos actividades al año.

Además, el 23 por ciento de las fundaciones que han respondido a la encuesta actúa en el área de la enfermedad mental.

El presidente de la institución anfitriona, Serafín Romero, se preguntó qué sería de la formación de los profesionales sin el compromiso de la fundación con esta y otras áreas, como la investigación. Romero también remarcó que la Fundación para la Protección Social de la OMC cumple 100 años, y destacó el Programa Paime como una de las “joyas de la corona”, con más de 4.000 médicos atendidos, uno 87 por ciento de los cuales han podido continuar trabajando, tras atravesar alguna etapa delicada.

Por su parte, Javier Nadal, presidente de AEF, hizo hincapié en que las fundaciones son los instrumentos a través de los cuales la sociedad civil ejerce su actividad. Asimismo, completó la radiografía de este movimiento, que ampara un total de 8.600 entidades y da empleo a 215.000 personas. En este contexto, el 21 por ciento de estas organizaciones desarrolla una actividad ligada al ámbito de la salud, la investigación y el bienestar, lo que suma una cifra aproximada de entre 1.600 y 1.700 fundaciones.

Asimismo, Honorio Bando, vicepresidente de Fundadeps, resaltó que este grupo de trabajo pretende hacer visible ante la sociedad las actividades que desarrollan estas fundaciones, “bajo un prisma de transparencia”.

En la misma línea, Fernando Bandrés, director del Aula de Estudios Avanzados de la Fundación Tejerina, planteó la importancia de que las fundaciones generen sinergias. “Pueden tenerlas, para ser coste-efectivas”, remarcó, al mismo tiempo que hizo hincapié en que las fundaciones deben ser también pluridisciplinares. Para finalizar, Bandrés citó el funcionamiento del cuerpo humano como un ejemplo de solidaridad, y aseguró que, calculando distintos ritmos de regeneración celular, cada diez años el organismo se ha regenerado por completo. “Fuera hay necesidades que exigen compromiso, solidaridad y responsabilidad”, apuntó.

En el acto también expusieron su visión sobre el sector y su experiencia los responsables de algunas fundaciones, entre ellos Margarita Alfonsel, secretaria del Comité Ejecutivo de la Fundación Tecnología y Salud, María Sáinz, presidenta de Fundadeps, y Raimundo Pérez-Hernández, director de la Fundación Ramón Areces.

Twitter
Suplementos y Especiales