Las infecciones por Gram positivas cuestan al año dos millones de euros por hospital

Herramientas
Málaga
|
19 may 2017 - 14:01 h
|

Se estima que más del 30 por ciento de las infecciones que se registran anualmente en el entorno hospitalario llevan el sello de las bacterias Gram positivas.

Estas infecciones están relacionadas, en muchos casos, con los dispositivos hospitalarios como el catéter intravenoso. En total, al 70 por ciento de los pacientes hospitalizados se les debe aplicar, en algún momento del ingreso. Dentro de los estudios de prevalencia de las infecciones nosocomiales, las Gram positivas suponen el primero o el segundo de los microorganismos más importantes, concretamente el Staphylococcus aureus.

Estos datos se pusieron sobre la mesa durante el simposio ‘Nuevos retos en el manejo de las infecciones por Gram positivos’, organizado por Angelini Farmacéutica durante el XXI Congreso Nacional de la Seimc.

Se calcula que, como mínimo, entre el tres por ciento y el cinco por ciento de los pacientes con catéter podrían desarrollar una infección si el tiempo de exposición es suficientemente largo.

Los datos son claros. Se producen cerca de 100 episodios por infecciones por catéter por centro al año, con un coste de unos 18.000 euros por cada caso. Esto supone un coste económico de casi dos millones de euros al año por cada hospital.

Debido a que el desarrollo de resistencias bacterianas, los expertos destacan la necesidad de promover la investigación de nuevos antibióticos que aporten una posología innovadora y que sean más efectivos que los disponibles actualmente ante las resistencias bacterianas.

A juicio de Alex Soriano, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona, estas infecciones requieren un tratamiento antibiótico prolongado. Como apunta José Barberán, del Servicio de Medicina Interna e Infecciosas del Hospital Universitario Hm Montepríncipe, la estancia hospitalaria de estos pacientes también supone un problema. Por ello, incidir en su reducción para aliviar la carga económica es uno de los objetivos.

Junto a esto, para José Luis del Pozo, del Servicio de Microbiología y Enfermedades Infecciosas de la Clínica Universitaria de Navarra, una alternativa terapéutica como dalbavancina supone un verdadero avance en el tratamiento de estas infecciones.

Twitter
Suplementos y Especiales