Las profesiones reclaman al Gobierno más poder para su autorregulación

Los colegios recuerdan que la recertificación profesional debería haber despegado en enero de 2016
Herramientas
Madrid
|
19 ene 2018 - 12:50 h
|

A pesar de los intentos, ni la validación periódica de la colegiación ni la recertificación son, a día de hoy, obligatorias en España. Hace años que los colegios profesionales están explicando cómo cambiará el contexto con el desarrollo profesional continuo, sin embargo, no ha terminado de despegar, y debería, según los profesionales, haberlo hecho en enero de 2016.

La semana pasada tuvo lugar el I Congreso Nacional de Profesiones donde una reclamación sonó casi al unísono: más poder para la autorregulación.

El ex presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, defendió la colegiación universal, “más que obligatoria”. El profesionalismo ha sido el eje de los discursos de la OMC en los últimos tiempos, y así continuará. A su juicio, en la actualidad no se pueden dar soluciones sin las profesiones colegiadas: “somos agentes sociales imprescindibles”, apuntó.

En esta defensa a ultranza de las profesiones, Sendín explicó que los fines legítimos “son los que marcan la ley de colegios profesionales”. Considera que no se pueden asumir fines que no están presentes en la ley de colegios. Por ello, es necesario establecer credenciales periódicas para certificar las competencias profesionales, pero también para garantizar que “estamos en las mejores condiciones físicas y mentales”.

Sin embargo, hace falta seguir trabajando. Como aseguró, Jordi Ludevid, presidente de Unión Profesional, las profesiones europeas necesitan un gran debate y un enorme esfuerzo de regeneración, al servicio de las nuevas necesidades personales y colectivas.

Una petición que recogió Rosa Romero, vicepresidenta del Congreso de los Diputados, asegurando que trasladará el compromiso a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, para colaborar y hacer efectiva la interlocución de las profesiones con la Cámara de todos los ciudadanos.

El presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Antonio Fernández-Pro, por su parte, explicó la situación de la profesión médica, y el esfuerzo que están haciendo tanto los colegios (validación) como las sociedades científicas (recertificación) para la acreditación profesional.

A diferencia de otras profesiones, en medicina ambas instituciones trabajan conjuntamente. A partir de ahí, serán “los sistemas públicos de salud los que deberán incluirlo dentro de las prestaciones, y tendrá que ser accesible. “Si no será la administración, y si lo hace la administración, y no nosotros, mal vamos”.

Con todo, el presidente de SEMG insistió en el esfuerzo que hay que hacer entre las profesiones para dar salida a los asuntos pendientes. Eso sí, “la administración tiene que legislar pero somos las profesiones quienes exigimos la autorregulación”.

Twitter
Suplementos y Especiales