Las transformación digital y sus lagunas en España

España “debe cambiar su modelo” y pensar más allá de las herramientas
Herramientas
Madrid
|
04 ene 2019 - 13:02 h
|

La digitalización es una realidad en el Sistema Nacional de Salud: una realidad en la teoría aunque no del todo en la práctica. A juicio del director médico del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, Julio Mayol, lo que se ha digitalizado son las herramientas, pero aún no se ha producido una transformación real en la sanidad. “El desafío, por tanto, sigue siendo la transformación digital, es decir, la utilización de la tecnología para permitir o facilitar la toma de decisiones a todos los agentes implicados en la asistencia sanitaria y más directamente en el paciente”.

Mayol está convencido de que ni el sistema sanitario público ni el privado están preparados para hablar completamente de salud digital. “Esto supone modificar el modelo de negocio, asumir una nueva manera de pensar y de funcionar, y por supuesto, de incorporar la tecnología”. En este último aspecto es en el que, en su opinión, sí se ha avanzado, aunque “no estamos todavía en una posición adecuada para poder llevar a cabo una salud digital”.

A nivel clínico, las modificaciones que se han producido en los hospitales fundamentalmente tienen que ver con la informatización de la historia clínica, que ha pasado a ser un modelo electrónico. En este sentido también hay retos. “De momento no somos capaces de explotar los datos de los que disponemos para analizar los resultados de lo que hacemos y tomar medidas preventivas o predictivas para mejorar el funcionamiento del sistema”, adelanta el experto, que continúa señalando que hace falta una mayor transformación de la manera de pensar. “La tecnología está disponible, el problema es cómo la aplicamos”.

Pese a que en España hay mucho potencial en España y “hay buenas ideas”, Mayol cree que si no se potencia una buena estrategia nacional “vamos a ser simplemente meros observadores de lo que pasa en el resto del mundo”. El experto tiene claro que si no se hace el esfuerzo, “España será un usuario de lo que hagan otros”.

<p>Las transformación digital y sus lagunas en España</p>

¿Cuál es el papel de los profesionales?

En este proceso digital, los usuarios intermedios de la tecnología tienen que transformarse y este es el papel que juegan los clínicos. “Tienen que dejar de ser un proveedor de servicios y pasar a ser un generador de valor pero, todo ello, requiere reflexiones en el sistema formativo y en la práctica clínica”. Mayol explica que el sistema sanitario aún no ha comenzado a dar estos pasos, por lo que la tecnología está cambiando cada vez más rápido, lo que supone un hándicap.

Dentro de este ‘ecosistema’, la medicina de precisión tiene su habitat. Los avances del Senado con la Ponencia de Estudio de Genómica son importantes y necesarios para el experto, pero no hay que perder la perspectiva de los grandes gigantes tecnológicos como Estados Unidos o China, que hacen que sea difícil competir. “No tenemos capacidad para ponernos a la cabeza en medicina de precisión”, lamenta. Si bien subraya que “la iniciativa está bien y nos permitirá tener un marco y un campo de juego interno que al menos nos mantenga en los niveles de los países de nuestro entorno”.

El futuro para este experto no es malo aunque tampoco trae novedades. Mayol no espera grandes cambios en España. A su juicio, serán empujados desde el exterior. “No creo que dirijamos el futuro salvo que tomemos unas posiciones más activas de lo que estamos haciendo actualmente”.

Los retos más inmediatos se centran en una estrategia en red nacional dedicada a seleccionar algunos temas que tienen que ver con la explotación de datos, con la inteligencia artificial y con el cambio de modelo de negocio de la sanidad. Con respecto a este último aspecto, Mayol aclara que no se refiere a la privatización, sino a dejar de proveer servicios y generar valor para los pacientes. “Esto no está ocurriendo con lo cual no soy muy optimista. Soy realista. Esto no va a ir a peor, estaremos igual que siempre. Nos iremos adaptando a los cambios exteriores”, acota.

“La tecnología ya está disponible, sin embargo, el problema es cómo la aplicamos”

“Si no cambian las cosas, seremos meros observadores de lo que pasa en el resto del mundo”

Twitter
Suplementos y Especiales