Los endocrinos apuestan por sistemas mixtos de etiquetado en alimentación

Los modelos que combinan composición y calidad nutricional son fáciles de interpretar, según la SEEN
Herramientas
Madrid
|
16 nov 2018 - 14:23 h
|

Tras el anuncio esta semana por parte del Ministerio de Sanidad de la futura implantación en España del etiquetado nutricional frontal, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), que agrupa a los endocrinólogos de nuestro país, ha expresado su voluntad de seguir colaborando para facilitar a los ciudadanos una mejor información y comprensión del valor nutricional de los alimentos y afirma que este tipo de medidas puede favorecer los hábitos de vida saludables.

No obstante, desde la SEEN consideran que este método de etiquetado quizás no es el óptimo, ya que puede generar cierta confusión entre los consumidores, especialmente si la elección del alimento se basa únicamente en este código de colores. En este sentido, subrayan que es fundamental seguir educando a la población en materias de alimentación.

El modelo elegido por Sanidad, NutriScore, establece una letra y un color a los alimentos basándose en el cálculo de un algoritmo definido sobre indicadores de salud pública y está validado científicamente, según destacan.

Este sistema permite comparar alimentos del mismo grupo para elegir la opción más saludable, pero, según citan fuentes de esta sociedad científica, no sirve para hacer un listado general de alimentos en los que todos los que obtengan la misma letra sean comparables por su calidad nutricional. “En Francia, donde el modelo se instauró hace dos años, algunos alimentos precisaron adaptaciones, algo que podría ocurrir en España, ya que, por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra obtiene una D en Nutriscore”, remarcan también los endocrinólogos.

Por estas razones, la SEEN apuesta por los sistemas mixtos de etiquetado (composición nutricional y calidad nutricional), dado que son los que más información ofrecen al consumidor y se interpretan fácilmente.

Además, defiende que la información sobre la calidad nutricional ha de prevalecer sobre la información de los nutrientes y que se deben establecer las raciones de consumo aconsejadas, que cubran los requerimientos nutricionales y sirvan como medida de prevención primaria de obesidad. Asimismo, recomienda contemplar un etiquetado dirigido al público infantil, al menos en los productos orientados a este grupo de edad, que sea fácil de interpretar.

Según detalla esta sociedad, diversos trabajos científicos sugieren que la utilización de logotipos en el etiquetado frontal de los envases (FOP, Front of Pack) reduce los esfuerzos del consumidor y el tiempo para interpretar y entender las etiquetas. Los especialistas en endocrinología y nutrición recuerdan que los alimentos frescos, que son los que se deben consumir con más frecuencia, no precisan etiquetado nutricional (frutas, verduras, carnes, pescados, huevos) y que es importante tener en cuenta la cantidad de la ración y la frecuencia de consumo.

En la misma línea, lanzan una serie de recomendaciones a los ciudadanos, y recuerdan, por ejemplo, que los alimentos que se deben consumir con más frecuencia no precisan etiquetado nutricional, como alimentos frescos (frutas, verduras, carnes, pescados, huevos).

Otro de sus consejos habituales es limitar el consumo de productos ultraprocesados y revisar la lista de ingredientes en la que aparecen en orden en función de su presencia en el producto.

Twitter
Suplementos y Especiales