Los pensionistas de Baleares dejarán de pagar el exceso del copago

Herramientas
Madrid
|
30 nov 2016 - 13:00 h
|

A partir del 1 de diciembre, los pensionistas de las Islas Baleares dejarán de pagar el “sobrecoste” en la compra de los medicamentos.

La medida beneficiará a una población de 203.772 ciudadanos de la Comunidad que no tendrán que seguir adelantando el precio de las medicinas por encima de la cuantía máxima exigida por el Gobierno central, establecida por Real Decreto en 2012, informa Europa Press.

De este modo, los pensionistas aunque hayan llegado al tope legal máximo de aportación mensual, que supone entre 8,23 euros y 61,75 euros mensuales (en función del nivel de renta), dejarán de asumir este exceso del pago en las farmacias de las medicinas que consumen.

Hasta este momento, las personas pensionistas habían perdido la gratuidad de los medicamentos, ya que debían de abonar un porcentaje del precio de venta al público de las medicinas, con un tope mensual establecido en función de su renta, que está actualizada de acuerdo con la evolución del IPC.

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha dicho que “a partir de ahora se hace justicia, ya que la gente no tendrá que pagar más que aquello que marca el propio Decreto, que seguiremos pidiendo que se derogue”, ha afirmado.

Con todo, la presidenta ha constatado en que el Govern ha devuelto a los pensionistas más de 10 millones de euros que ellos habían adelantado desde el año 2012 y, en este sentido, ha criticado “que el Gobierno estatal haya hecho pagar la crisis a las clases más débiles”.

Por su parte, la consellera de Salud, Patricia Gómez, ha dicho que están “contentos y orgullos” por poder “acabar el año retornando otro derecho” que les habría gustado poderlo hacer antes, “pero no ha sido posible”, ha explicado.

“Es grave que desde un Gobierno se empeore la salud de los ciudadanos. El decreto que puso en marcha el PP para ahorrar, no sirvió para ahorrar. Al revés, sólo sirvió para perjudicar a la población”, ha lamentado Gómez al respecto.

A la reunión, celebrada en el consolat de Mar --sede del Govern balear-- han asistido el presidente y el secretario del Colegio de Farmacéuticos, Antoni Real y Joan Vicens, respectivamente; el presidente del Colegio de Médicos, Antoni Bennàssar, y la presidenta del Colegio de Enfermería, Rosa María Hernández.

Al término del encuentro, Antoni Real ha resaltado de que se trata de una medida “muy justa” y ha indicado que la complejidad del sistema de prescripción electrónica “hacía que fuese difícil que se avanzase más pronto de lo que se ha hecho”.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Enfermería ha afirmado que “nos tenemos que felicitar todos, porque es una cuestión de justicia social y que además afectaba a muchas personas con tratamientos de cronicidad, algunas de la cuales habían dejado de tomar medicamentos porque no podían asumir el coste”.

La medida ha sido posible gracia a la colaboración con el Colegio Oficial Farmacéutico de las Islas Baleares, que ha impulsado la integración del nuevo sistema en los programas de gestión de las oficinas de farmacia de las Islas.

Así, se ha mejorado el sistema de receta electrónica para evitar que los pensionistas tengan que pagar por encima del límite de aportación.

El sistema de receta electrónica (RELE) contabilizará a partir de ahora las aportaciones de las dispensaciones que se hagan en las oficinas de farmacia y calculará los saldos de los usuarios, hasta que el gasto alcance el límite mensual establecido. A partir de ese momento, los pensionistas ya no tendrán que pagar más. Esa cantidad, una vez superado el límite máximo de aportación, será abonada directamente por el Govern balear a las farmacias.

Hasta ahora, el Servei de Salut reembolsaba bimestralmente a todos los usuarios que tenían acumuladas cantidades superiores a 10 euros (el mínimo establecido para iniciar el procedimiento de pago), en el mismo concepto bancario en el que se ingresa la pensión. En los casos inferiores, se iban acumulando hasta llegar la mínimo establecido.

Respecto a las cantidades pensiones de rembolsar anteriores al 1 de diciembre, el Ib-Salut prevé que el último pago se haga efectivo en el mes de abril de 2017.

Twitter
Suplementos y Especiales