Los sanitarios cierran filas para abordar el reto de la cronicidad

La colaboración entre todos los profesionales es una de las demandas planteadas junto con la actuación pública
Temas relacionados:
Herramientas

Á. De Rueda

Zaragoza

|
13 abr 2018 - 13:37 h
|

Los profesionales sanitarios lo tienen claro la cronicidad y la falta de adherencia no pueden ir unidas. Médicos, farmacéuticos, enfermeros y pacientes han cerrado filas para luchar contra la falta de adherencia. Sólo falta que la Administración sanitaria vaya en esta misma línea. Así lo demandaron en Zaragoza, durante la presentación del informe ‘Cronicidad, adherencia y sistemas personalizados de dosificación (SPD)’, resultado del Think Tank promovido por Fundamed (Fundación de Ciencias del Medicamento y Productos Sanitarios), en colaboración con la Fundación Mylan para la Salud. Un texto en el que han participado expertos de alto nivel de sociedades científicas, asociaciones de pacientes y de la Administración Pública.

La falta de adherencia a los tratamientos es un problema al que cada vez más a menudo se enfrentan los sistemas sanitarios, por ello, la colaboración entre profesionales se hace imprescindible. El informe aborda la gestión de la cronicidad con el fin de mejorar la adherencia farmacológica en pacientes crónicos y polimedicados mediante el uso de Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD). Para ello, analiza aspectos como el porcentaje de inversión necesario en pacientes crónicos, la coordinación entre profesionales (con especial atención a la farmacia comunitaria), así como las estrategias para mejorar la adherencia, como el empleo de una útil herramienta: el SPD. Además, recoge las medidas y reflexiones para una correcta gestión del paciente crónico en Aragón, Comunidad Valenciana y Cataluña.

Entre las conclusiones se reconoce que asegurar la adherencia en pacientes crónicos polimedicados es un elemento clave en el manejo de la cronicidad. La falta de adherencia afecta hasta al 50 por ciento de los pacientes crónicos y conlleva un impacto negativo sobre la salud y la sostenibilidad del sistema. Por ello, mejorar la coordinación entre los profesionales sanitarios, adaptar el Sistema Nacional de Salud al paciente crónico son algunas de las principales medidas que los profesionales identifican como necesarias. Hay que apuntar que Aragón fue la primera Comunidad en regular los requisitos y procedimientos para la dispensación de SPD en las oficinas de farmacia.

Para Concha Ferrer, presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza, ”necesitamos un sistema de salud activo, donde participen todos, un sistema transversal”. Y añadió que “uno de los elementos para abordar la cronicidad es la fidelización del paciente a su tratamiento pero, para ello, el paciente deberá entender su enfermedad. Son situaciones que estamos abordando y la Atención Primaria está muy involucrada”.

Para Beatriz Sánchez Hernando, vocal de Enfermería Comunitaria del Colegio de Enfermería de Zaragoza, “la inversión destinada a pacientes crónicos en Aragón, es claramente insuficiente”. Así, incidió en que “proyectos como el Plan de Crónicos de Aragón son claves para mejorar la atención de estos pacientes”.

Desde la perspectiva de los pacientes Juan Ramón Barrios, presidente de Omsida, planteó que “es necesario plantear un nuevo modelo sanitario preparado para el aumento de la cronicidad, que demanda también un modelo de atención integral sanitaria de calidad que tenga en cuenta el cuidado y las necesidades físicas, sociales y psicológicas de los enfermos crónicos”.

Twitter
Suplementos y Especiales