“Mi foto de la oncología es una puesta de sol en una playa grande de Cádiz”

NOELIA MARTÍNEZ Oncóloga del Hospital Universitario Ramón y Cajal
Herramientas
Madrid
|
17 feb 2017 - 15:00 h
|

La medicina es una ciencia que más allá de lo meramente científico, lleva implícito el acto de ser solidario. Al menos así lo creo y así me lo ha demostrado Noelia. Una oncóloga que además de su profesión, su familia y el cocido maragato, disfruta de la vida, bailando al ritmo del running, la fotografía, o la figuración en anuncios... Sí, ahora que está tan de moda eso de ser multitask, lleva mucho tiempo en ello.

Pregunta. ¿Crees que medicina y solidaridad van de la mano?

Respuesta. Es imprescindible. No puedes querer a los pacientes si no eres solidario y no puedes tratarlos bien si no te implicas con ellos.

P. ¿Hasta qué punto es posible separar el trabajo de la solidaridad?

R. Es muy difícil. Con los años vas haciendo callo y cuando terminas el trabajo cada vez te impresionan menos los casos, pero aún así hay pacientes que te los llevas a casa y te preocupas. No solo por su enfermedad sino también por su situación social. Tienen un problema de salud y también familiar y si no tratas todo difícilmente puedes ayudar. Nuestras limitaciones son grandes, solo tenemos apoyo para un tratamiento terapéutico a los pacientes y lo otro es difícil.

P. Por tanto, ¿ser oncólogo es no ser ‘inmuno’?

R. Nos afectan muchísimos los pacientes y les damos muchas vueltas. Te haces tú protección porque si no te va comiendo.

P. ‘Hijos del entendimiento’ fue el salto al estrellato como figurante de spots televisivos... ¿Cómo surge?

R. La hija de una paciente me lo sugirió. Llevaba un casting y necesitaban a un médico casado con un policía y como requisito tener hijos. No fue fácil, se lo propuse a mi marido y al principio dijo que no... Después cedió. Les debimos gustar desde el principio porque nos seleccionaron entre 200 parejas.

P. ¿Habrá continuación?

R. No creo. La experiencia ha sido muy bonita pero para un anuncio fueron cuatro días de rodaje. El trato fue exquisito pero son muchas horas y además coincidió que estaba de vacaciones. Para mis hijos la experiencia fue tan buena que ellos se apuntaron en la agencia.

P. El anuncio reflejaba dos puntos de vista diferentes... ¿La realidad supera la ficción?

R. Totalmente. Nosotros somos diferentes en todo. Yo soy médico y él es policía y, además hipocondriaco, y no puedo hablar de nada de esto. Es cierto que en las cosas importantes caminamos juntos.

P. ¿En Sanidad hay muchos figurantes?

R. Muchísimos. Me imagino que como en todos los trabajos, que hay hormigas y hay cigarras.

P. La fotografía, tu vía de escape...

R. Siempre he querido inmortalizar los momentos porque me da miedo olvidar los recuerdos. Ese es el objetivo de la fotografía. Tengo tantas cosas en la cabeza que no me quiero olvidar de las cosas importantes o de los momentos bonitos... Empezó así. Hago una media anual de entre 10.000 y 15.000 fotos.

P. ¿Cuál es la foto de la oncología?

R. Es una puesta de sol de una playa de Cádiz. Una playa grande donde a veces viene un temporal y otras está en calma y el sol de fondo quiere decir que, aunque se ponga, al día siguiente saldrá con nueva luz. En cáncer de mama, ese amanecer de todos los días es una ventaja para las pacientes, porque más del 85 por ciento se curan, hay nuevos fármacos y mejora la expectativa y la supervivencia de estas pacientes. Entonces, es un amanecer y una puesta de sol.

P. El running.... ¿qué te aporta?

R. Siempre he tenido dificultad con los gimnasios, ahora corro en cualquier momento del día. Suelo correr unos siete u ocho kilómetros al día, tres o cuatro veces en semana y tardo unos 45 minutos. He aprendido a vaciar mi cabeza en ese tiempo y no pienso en nada relacionado con la medicina. Me lo he puesto de obligación para ser mis 45 minutos.

P. ¿Cuál es tu meta?

R. Si te soy sincera, me encantaría disponer de dinero para poder llegar a las pacientes desde un punto de vista más social. Hay miles de Noelias que te pueden poner el tratamiento para el cáncer de mama, pero no llegamos a lo que es importante para las pacientes.

P. Lo que viene a ser humanizar la asistencia...

R. Me gustaría tener proyectos sociales para las pacientes. Me gustaría llegar a sitios donde no se llega y quizás no se piensa.

P. ¿La especialidad está compitiendo?

R. No compite. Es una especialidad de vocación y ambiciosa en la investigación. En este hospital hay mucha investigación y mucho ensayo clínico.

PÍLDORAS

El cocido, ¿cómo? Maragato, sin duda, y se empieza al revés: primero la carne, si sobra que sobre la sopa.

¿Te atreves con los maratones? No, no quiero competir.

Una foto en tu retina... Cuando nacieron mis hijos.

Twitter
Suplementos y Especiales