Razones para incluir a los dietistas-nutricionistas en el sistema sanitario

Los colegios profesionales de dichos especialistas alegan que su integración en el SNS repercutiría con mejoras sanitarias y económicas.
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
22 nov 2018 - 11:34 h
|

La presidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas (CGDN), Alma Palau, ha asegurado que la integración de dietistas-nutricionistas en los equipos interdisciplinares del Sistema Nacional de Salud (SNS) mejoraría la eficiencia del sistema sanitario para la salud de los pacientes, y desde el punto de vista económico.

De hecho, prosigue, diversos estudios confirman la “efectividad clínica” de la actuación del dietista-nutricionista en los casos de pacientes con obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes o desnutrición en adultos mayores, tanto en la acción preventiva como en el tratamiento terapéutico.

En cuanto a la valoración económica, prosigue, si se contase con dietistas-nutricionistas, el ahorro para el sistema de salud en Atención Primaria podría situarse entre 5,8 y 105 euros por cada euro invertido en la intervención. Además, a su juicio, la integración de estos profesionales en Atención Hospitalaria reduciría la estancia de los ingresados (una inversión de 76 euros generaría 1 día menos de ingreso), disminuiría el porcentaje de reingresos, evitaría nutriciones parenterales y reduciría las infecciones relacionadas con catéter, entre otros.

“La inclusión de dietistas-nutricionistas en el Sistema Nacional de Salud es también una cuestión de acceso en igualdad a una atención sanitaria integral. Es necesario asegurar a toda la población el acceso gratuito a las prestaciones sanitarias relacionadas con la nutrición, la dietética y la dietoterapia ya que, ante su ausencia en la cartera de servicios de la sanidad pública, solo quienes pueden asumir el coste de una consulta privada, acuden a un profesional”, ha aseverado Palau.

Finalmente,a las razones anteriores hay que añadir la protección de la población ante profesionales sin la capacitación adecuada en materia de nutrición humana y dietética y frente a las pseudociencias potencialmente peligrosas para su salud.

Por todo ello, desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas se hace un llamamiento a las autoridades sanitarias, estatales y autonómicas, para la inclusión de la categoría de dietista-nutricionista en la cartera de servicios de Salud Pública para garantizar la prestación sanitaria de un dietista-nutricionista por cada 100 camas de hospital en Atención Especializada, un dietista-nutricionista por cada 50.000 tarjetas sanitarias en Atención Primaria y un dietista-nutricionista por cada 500.000 habitantes en Salud Pública.

Twitter
Suplementos y Especiales