Una participación de calidad que consolida los XII Premios BIC

Gil de Miguel destaca la buena acogida de los premios nuevos en esta edición de los Best in Class
Herramientas

E.M.C.

Madrid

|
13 oct 2017 - 13:08 h
|

En poco más de una semana, la gala de entrega de la XII edición de los Premios Best in Class (BIC), que conceden GACETA MÉDICA y la Cátedra de Gestión Sanitaria de la Universidad Rey Juan Carlos, despejará todas las dudas. Como ya adelantamos en su día, será el próximo 24 de octubre, a las siete de la tarde, en el Hotel Los Lebreros, en Sevilla. La suerte, no obstante, ya está echada y, como paso previo a la gala, se dará a conocer muy pronto el listado completo de finalistas.

Ángel Gil de Miguel, catedrático de Gestión Sanitaria de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, y pieza clave en la organización de estos premios, analiza para GM los datos de participación de este año.

Gil de Miguel subraya que el aumento del número de candidaturas ha permitido realizar una corrección que mejora el nivel de exigencia con la información que recogen los cuestionarios. “Solo se han cuantificado aquellos que lo han cumplimentado perfectamente, lo que hace que tengamos un 65 por ciento de cuestionarios bien cumplimentados, las cosas se han hecho bien”, destaca.

De este modo, se habría descartado un 35 por ciento de cuestionarios que, por falta de datos, habrían obtenido puntuaciones muy bajas y no tenían opciones reales para poder competir con el resto. Estos detalles, puntualiza, demuestran que los premios se “consolidan” y que los participantes van conociendo, cada vez mejor, su dinámica.

Otra buena noticia, que ya avanzó GM la semana pasada, es que por primera vez hay representación de todas las comunidades autónomas en los galardones. Un objetivo cumplido en esta edición que, al mismo tiempo, plantea un nuevo reto para la siguiente, que pasaría por la participación de las ciudades autónomas, Ceuta y Melilla. De igual modo, el catedrático de la URJC destaca que esa diversidad también se refleja entre los finalistas de cada categoría.

Ángel Gil de Miguel también remarca la excelente acogida de premios jóvenes, como el de Humanización, que en su segundo año ha tenido una muy buena respuesta. Con algunos proyectos menos en cuanto a número, matiza, pero con un mejor perfil de los candidatos, que verdaderamente recogen esa apuesta por ofrecer una atención respetuosa con otro tipo de necesidades no estrictamente sanitarias del paciente.

El de Coordinación Asistencial, indica, también es “un proyecto muy bonito”, y “más en un país como el nuestro”, que ha tenido en su primera edición tenido una aceptación muy importante. Al igual que el nuevo premio de Microbiología, o el de Investigación Oncológica. Este último, remarca, especialmente importante porque da respuesta a una petición de la Sociedad Española de Oncología Médica, que pone en valor el esfuerzo de algunos centros en nuestro país, que prácticamente han participado en su totalidad.

Otra novedad importante, repasa, es el premio de Salud Pública, un tipo de políticas con poca visibilidad en los certámenes. En este punto, se han analizado los planes de las comunidades autónomas para valorar aquella con mayor impacto en los pacientes.

Twitter
Suplementos y Especiales