¿Lleva España en su ADN la Genómica?

Temas relacionados:
Herramientas
|
15 mar 2019 - 10:43 h
|

Decía Benjamin Franklin que para tener éxito, “hay que saltar tan rápidamente a las oportunidades como lo haces a las conclusiones”. Una afirmación que bien podría servir de consejo para un Sistema Nacional de Salud que espera su plan nacional de medicina de precisión. Las conclusiones están claras y todo el mundo está de acuerdo, pero, ¿y ahora qué? El VII Foro Eco congregó a oncólogos, gestores, industria y Administración con un mensaje clave ‘ampliar el horizonte de la Medicina de Precisión en Oncología’.

Un horizonte que avanza cada día y que ya es presente. “La Medicina de Precisión ha llegado para quedarse”. Lo cierto es que España está perdiendo oportunidades si no incorpora su estrategia nacional. Países como Grecia, India, Corea del Sur tienen vertebrada iniciativas nacionales claras que tratan de dar forma a esta nueva medicina.

“España debe mirar las experiencias de sus países vecinos”, aconsejan los expertos. Modelos como el francés servirían como hoja de ruta para avanzar. No se puede decir que nuestro país se haya quedado al margen de esta nueva manera de hacer asistencia. Tenemos experiencias ya, y algunas estrategias autonómicas de éxito que también ayudarán a dar el empujón. Véase el caso de la Comunidad de Madrid. Por tanto, aunar esfuerzos ayudaría a que España no pierda el ritmo, o mejor dicho, lo coja de una vez.

El Senado sabe mucho de esto. Si de algo puede presumir la Cámara Alta es de haber sido testigo del “gran pacto” sanitario de la legislatura: la Ponencia de Estudio sobre Genómica, aprobada por unanimidad en el pleno del Senado. Algo que nos lleva a pensar en la necesidad de avanzar, sobre todo, en materia de equidad.

Los datos son claros: hay un 20 por ciento de biomarcadores a los que los pacientes no tienen acceso. Además de estas herramientas, esenciales en el abordaje de las patologías, está la innovación.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, en 2018 se incrementó un 18 por ciento el gasto en medicamentos oncológicos y lo hizo, cuando aún no se están administrando innovaciones como las terapias CAR-T, con un alto impacto económico para el sistema. De lo que no hay dudas es de que la oncología supone un reto, y a los retos hay que hacerles frente. Por tanto, ¿qué mejor momento para materializar una estrategia?

Mientras tanto, los hospitales avanzan a través de unidades, muy preparadas, que ya hacen medicina de precisión. Como aseguran los protagonistas de esta historia, en ocasiones lo hacen de manera voluntaria, ya que los pacientes no pueden esperar respuestas. El VII Foro Eco sirvió, quizás, para volver a poner voz a un reclamo que se está cronificando en una medicina que no entiende de elecciones o de signos políticos. El Sistema Nacional de Salud tiene que llevar en su ADN la genómica, la medicina de precisión. Como decía Winston Churchill, “las dificultades dominadas son oportunidades ganadas”. ¿Entonces qué?

Los expertos coincidieron en que la hoja de ruta del Senado en Genómica debería ser vinculante

Twitter
Suplementos y Especiales