Hacia un tratamiento adecuado precoz de las situaciones de disfunción orgánica en pacientes críticos con cáncer

Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
13 jun 2018 - 14:05 h
|

La Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) han acordado durante el LIII Congreso Nacional de la SEMICYUC, que se clausura hoy en Granada, medidas encaminadas a conseguir un tratamiento adecuado precoz de las situaciones de disfunción orgánica en los pacientes con cáncer en situación crítica, y a una toma de decisiones compartida entre especialidades en las indicaciones de ingreso en UCI y nivel de atención.

Durante la mesa redonda “Oncología y UCI, una relación necesaria”, el Dr. Federico Gordo, coordinador de los Grupos de Trabajo de SEMICYUC, ha subrayado que “hemos detectado que es necesaria una adecuada comunicación profesional y algoritmos comunes de diagnóstico en situaciones potencialmente críticas en las que los pacientes puedan beneficiarse de un tratamiento precoz que impida la disfunción orgánica y posibilite el tratamiento de estos pacientes también en planta convencional”.

Por ello, SEMICYUC se ha marcado una línea de trabajo consistente en la elaboración de recomendaciones con las que se pretende dar respuesta a aspectos concretos de la asistencia al paciente crítico. En este sentido, el paciente oncológico presenta frecuentemente un perfil de paciente frágil que requiere un abordaje específico en el que el intensivista y el oncólogo deben trabajar en estrecha colaboración.

Por esta razón, SEMICYUC y SEOM firmaron hace ya un año un convenio marco de colaboración cuyas principales líneas de trabajo se han centrado en la creación de guías de práctica clínica, sistemas de intercambio de información y mecanismos de trabajo conjunto a nivel global, así como en un registro conjunto de pacientes con cáncer que precisen ingreso en Medicina Intensiva. Y es que ambas sociedades han considerado necesario establecer canales de comunicación, mejorar los cauces para la toma de decisiones conjunta, estandarizar criterios y minimizar la subjetividad, y con ello, mejorar la atención de estos pacientes y profundizar en el conocimiento de sus características.

Tanto a SEOM como a SEMICYUC les preocupan los pacientes, especialmente un subgrupo definido en los últimos 15 años como largo superviviente con enfermedad. “Se trata de un paciente que en el pasado no hubiera sido candidato a un soporte intensivo, pero que en los últimos años, gracias a los numerosos avances terapéuticos (agentes dirigidos, inmunoterapia), ha visto aumentada la cantidad y la calidad de su vida, pero también se ha visto expuesto a nuevas toxicidades y a mayores riesgos vitales potenciales. Nuestro objetivo es que estos pacientes, potenciales beneficiaros de una larga supervivencia, no fallezcan por causas evitables”, han explicado los doctores Carmen Beato, oncóloga médico del Complejo Hospitalario Regional Virgen Macarena, y Juan Antonio Virizuela, oncólogo médico del Complejo Hospitalario Regional Virgen Macarena, miembros de la Sección SEOM de Cuidados Continuos, durante su participación en la mesa redonda.

El primer fruto del consenso es el artículo conjunto, publicado en Medicina Intensiva hace unos meses, donde se expresa la importancia del trabajo conjunto y la premura de ponerlo en marcha. La incidencia del cáncer es creciente, y se estiman más de 23 millones de casos nuevos en 2035, frente a los 14 millones en 2012. Su pronóstico es significativamente mejor en la era de los tratamientos biológicos y la inmunoterapia, sin embargo, sus riesgos potenciales, dada su supervivencia, también son mayores.

En los últimos años, y debido a los cambios en el tratamiento y diagnóstico de estos casos, se ha incrementado, no sólo la supervivencia sino también la calidad de vida de los pacientes. Esto hace que progresivamente se esté incrementando la necesidad de ingresar a estos pacientes en UCI, debido a problemas derivados del cáncer o su tratamiento, problemas que en muchas ocasiones tienen tratamiento, o problemas debidos a otras enfermedades o a la necesidad de intervenciones.

Además de facilitar el intercambio de información, el objetivo de SEOM y SEMICYUC es compartir experiencias entre profesionales que deben redundar en la optimización del tratamiento. La creación de grupos de trabajo facilita la integración de los cuidados intensivos dentro de los cuidados de soporte del paciente con cáncer, cuando ello se considere indicado tras una evaluación cuidadosa.

Twitter
Suplementos y Especiales