El 80% de los casos de discapacidad visual son evitables, según la OMS

Problemas de cataratas, glaucoma y retinopatía diabética se podrían eludir tanto con prevención como con tratamiento.
Herramientas
Madrid
|
09 oct 2018 - 13:17 h
|

Las cataratas, el glaucoma, la retinopatía diabética y los defectos de refracción no corregidos (miopía, hipermetropía, anisometropía, astigmatismos y presbicia), son las principales causas de discapacidad visual y ceguera en el mundo. Según la OMS, afectan a un total de 253 millones de personas y el 80 por ciento de los casos se podrían evitar tanto con prevención como con tratamientos.

Las cataratas son la principal causa de ceguera en el mundo a pesar de ser reversible y de que su cirugía es segura, aportando unos resultados de recuperación visual casi inmediatos; sin embargo, “hay que desterrar la creencia de que las cataratas hay que operarlas cuando están muy maduras. Al contrario, si esperamos mucho las posibilidades de inflamación postoperatoria son mayores”, explica la responsable de la Unidad de Retina y Vítreo de Clinilaser, María Capote.

En el caso del glaucoma, si no se detecta a tiempo afecta al nervio óptico produciendo una ceguera irreversible. En España son un millón de personas las afectadas por esta patología, pero solo la mitad está diagnosticada porque es una enfermedad asintomática en sus comienzos, cuando se da una disminución de la visión más periférica. Su principal factor de riesgo es la hipertensión ocular que afecta, principalmente, a los mayores de 40 años y a quienes tienen antecedentes familiares.

La retinopatía diabética es otro de los desencadenantes de ceguera que más preocupa. Se trata de una complicación ocular de la diabetes que se produce por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina, lo que conlleva a la aparición de pequeñas hemorragias, y la inflamación de los tejidos, “también en esta patología los daños se pueden comenzar a notar cuando ya son irreversibles”, informa Capote. En algunos casos “pierden solo nitidez, pero también pueden perder bruscamente la visión de un ojo por un sangrado”, concluye.

Para reducir el riesgo de padecer esta enfermedad es necesario un control estricto del azúcar. Será el abordaje terapéutico el que permita controlar la enfermedad e incluso mejorar la visión.

Prevención de las enfermedades oculares

La mejor manera de prevenir los problemas visuales es acudiendo a las revisiones cada año, a partir de los 40, si no se tienen problemas anteriores. “Es cuando comienza a darse la presbicia o vista cansada y también cuando es necesario hacer mediciones de la presión ocular para detectar el glaucoma”, señala David Antolín.

Sin embargo, ya hay algunas revisiones indicadas antes, como la que deben pasar los niños entre los 2 y los 4 años para prevenir la ambliopía u ‘ojo vago’, un defecto que padece en torno a un 3 por ciento de la población escolar y que de no tratarse a tiempo puede convertirse en un defecto visual permanente. “Otra fecha importante es cuando los niños empiezan el colegio” añade Capote.

Además de estos reconocimientos existen otras pautas importantes como usar gafas de sol siempre con cristales que cumplan la normativa CE y lleven indicado el número de filtro que poseen; tener especial cuidado con la exposición solar en las horas centrales del día y tener mucho cuidado en las pistas de esquí, ya que la nieve es un excelente reflectante de la luz solar.

Twitter
Suplementos y Especiales