El arroz y la carne de barbacoa presentan toxinas dañinas para la salud

El arroz contiene arsénico y la carne a la brasa, hidrocarburos policíclicos.
Herramientas
Madrid
|
05 dic 2018 - 10:43 h
|

Muchas de las sustancias que los humanos consumen regularmente como parte de su dieta básica en realidad contienen toxinas dañinas.

El arroz, la carne a la barbacoa y el agua potable representan amenazas para la salud humana como anfitriones de potentes toxinas, carcinógenos y patógenos oportunistas. En muchos casos, el aumento en las concentraciones de estas sustancias dañinas es un resultado directo de la actividad humana, como el uso de pesticidas dañinos en los cultivos e incluso los avances en la tecnología verde. La evaluación de riesgos puede ser una herramienta útil para determinar la amenaza real para la salud humana con numerosas variables entre grupos de población y grados de incertidumbre.

Como resultado de las actividades humanas, la contaminación por arsénico está aumentando y se pueden encontrar altos niveles de arsénico inorgánico en todos los tipos de arroz. El arroz es ahora la mayor fuente de alimento del arsénico inorgánico, la forma más tóxica que puede ser fácilmente absorbida por el tracto gastrointestinal (GI). Aunque los síntomas tóxicos generalmente tardan mucho tiempo en desarrollarse, la ingestión a largo plazo, particularmente para personas con dietas basadas en arroz, puede ocasionar varios problemas de salud, como cáncer, enfermedades cardiacas y disminución de la inteligencia.

El ‘Informe de Evaluación de Riesgo del Arsénico en Arroz y Productos de Arroz 2016’ de la agencia estadounidense del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) estimó que el 63-99 por ciento fue bioaccesible. El científico Zheng Zhou, de la Universidad de Indiana (Estados Unidos), realizó una revisión sistemática para resumir el estado actual del conocimiento sobre la bioaccesibilidad del arsénico en el arroz y un metanálisis para proporcionar una estimación probabilística más sólida.

Arsénico en el arroz e hidrocarburos policíclicos en la carne a la brasa

En el estudio, ‘Una revisión sistemática sobre la bioaccesibilidad del arsénico en el arroz’, Zhou analizó 143 artículos de las bases de datos ‘online’ PubMed y Toxline. El metanálisis mostró que la estimación mediana de bioaccesibilidad fue del 73,1 y 88,6 por ciento para el arsénico total e inorgánico, respectivamente, revelando que la mayoría del arsénico encontrado en el arroz está siendo absorbido por el sistema del consumidor, donde puede acumularse con el tiempo.

La carne procesada con calor puede contener altas concentraciones de hidrocarburos aromáticos policíclicos, una clase de componentes químicos, incluido el benzo pireno (BaP), clasificado como carcinógeno humano del grupo 1 por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer. Para minimizar el riesgo de exposición a la dieta, las autoridades de alimentos y salud pueden recomendar limitar ciertas prácticas de preparación de carne, como la barbacoa.

El investigador Stylianos Georgiadis, de la Universidad Técnica de Dinamarca, y su equipo de investigadores trataron de estimar el riesgo extra de por vida de cáncer debido a la exposición a BaP a través de la carne a la barbacoa.

El estudio ‘Evaluación del riesgo de benzo pireno en la carne procesada con calor en Dinamarca: un enfoque probabilístico’ ayudará a los gestores de riesgos y responsables políticos a evaluar y comunicar adecuadamente el riesgo de cáncer asociado con el consumo de carne procesada con calor, teniendo en cuenta la variabilidad de la población e incertidumbres asociadas.

Las prácticas de construcción ecológica y los elementos de diseño, centrados en el uso eficiente del agua y la energía, como los accesorios de bajo flujo y los electrodomésticos de alta eficiencia, siguen ganando popularidad. El porcentaje de hogares con un volumen promedio de descarga de los inodoros de menos de dos galones ha aumentado del 8,5 por ciento en 1999 al 37 por ciento en 2016. La adopción de estas tecnologías ha reducido drásticamente el consumo de agua en Estados Unidos, sin embargo, el diseño del sistema de tuberías no se ha mantenido adecuadamente. El resultado ha sido un aumento en el tiempo de retención hidráulica, o “edad del agua”, que puede afectar de manera negativa a la calidad del agua.

Con el aumento de la edad del agua se produce una reducción del desinfectante residual, una mayor lixiviación de los materiales de las tuberías en el agua a granel y la promoción de patógenos oportunistas como ‘Legionella spp.’, ‘Mycobacterium spp.’ y ‘P. Aeruginosa’, y son la principal causa de enfermedades transmitidas por el agua en los países desarrollados.

El investigador Ryan Julien, de la Universidad del Estado de Michigan, Estados Unidos, realizó un estudio destinado a estimar la edad del agua dentro de las instalaciones de cañerías de un edificio residencial para evaluar los riesgos para la salud. El estudio de Julien, ‘Estimación de la edad del agua y sus efectos en la calidad del agua en un hogar ecológico a escala real’, revisa los regímenes de flujo múltiple para estimar la edad del agua durante el uso y comparar estos resultados con la calidad del agua medida en el hogar.

La exposición al plomo sigue siendo una preocupación importante en muchas comunidades y no existe un nivel seguro de exposición. Para comprender mejor la relación entre la exposición al plomo en el agua potable de pozos privados y los resultados de salud humana, Abhishek Komandur, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Estados Unidos, realizó un estudio titulado ‘Determinación de la relación entre el consumo de agua de pozo privado y los niveles de plomo en la sangre de los niños’. Los pozos privados para beber no están cubiertos por la Ley de Agua Potable Segura estadounidense y muchas personas no realizan pruebas en sus pozos para detectar plomo y otros contaminantes.

Komandur usó modelos de regresión para explorar la relación entre el plomo en el agua y el plomo en la sangre en 60 niños menores de siete años en Carolina del Norte. “Esperamos que los resultados de esta investigación alienten a más personas a analizar el agua de sus pozos privados --plantea Komandur--. También esperamos que proporcione más evidencia para conectar a los hogares con un suministro de agua municipal”.

Estos estudios se presentaron durante la sesión de ‘Exposición dietética y en el agua potable’ que se celebra en la reunión anual de la Sociedad para el Análisis de Riesgos (SRA, por sus siglas en inglés) de 2018 en Nueva Orleans, Louisiana, Estados Unidos.

Twitter
Suplementos y Especiales