“Esta troncalidad sería demoledora, la aniquilación de medicina de familia”

José Luis Llisterri Presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen)
Herramientas
Madrid
|
24 nov 2017 - 15:04 h
|

El presidente de Semergen, José Luis Llisterri, confía en que la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, atienda la petición de diálogo del Foro “ahora que ha pasado todo lo de la EMA” y “estará más descongestionada”. Mantiene su confianza en que el último texto del Real Decreto de Troncalidad de Sanidad no será el definitivo.

Pregunta. Tras la petición del Foro de Atención Primaria de diálogo al Ministerio, ¿han tenido alguna respuesta?

Respuesta. No solo no hemos tenido ninguna respuesta después de la rueda de prensa del martes pasado. Tampoco hemos tenido respuesta sobre una carta que escribimos los tres presidentes de las sociedades científicas de medicina de familia (MF) de atención primaria al ministerio para que nos reciban. Han hecho caso omiso, no nos han contestado.

También el Foro solicitó una entrevista hace tiempo que de momento no se ha aceptado. Seguimos esperando.

P. ¿Cómo se explican ese giro en la redacción final de la troncalidad del que nos hablaban?

R. Estamos muy preocupados porque si las cosas van a ser como oficiosamente se dice en pasillos, el texto sería demoledor para la medicina de familia. Supondría la aniquilación de la medicina de familia, del espíritu de la propia troncalidad que en su día aplaudimos.

El texto inicial sí recogía la necesidad de que incluso especialistas no de primaria pasaran por nuestro ámbito y parecía bonito y razonable. Estamos preocupados porque el ministerio no oye lo que llevamos tiempo diciendo, no solo la Comisión Nacional de la especialidad, sino también desde las sociedades científicas. Las sociedades llevamos desde junio clamando para que nos den una respuesta y se nos explique por qué no se toman en consideración las sugerencias de la comisión nacional.

P. A pesar del silencio, ¿confían en que se pueda rectificar?

R. Es muy complicado, porque tampoco sabemos si va a salir así. Tenemos la información oficiosa de que el único cambio es que se soluciona el tema económico. Pensamos que al pararse el Real Decreto había una oportunidad excelente para revisar aquellos aspectos que no convencían a la Comisión Nacional de Medicina de Familia. Por tanto, si sale así, tenemos un problema muy gordo.

En un momento en el que todo el mundo habla de la primaria, de la necesidad de que se interrelacione con el hospital, creemos que esto puede ser catastrófico para nosotros. Aún así, somos optimistas. Si finalmente sale adelante, esto es más grave de lo que la gente se piensa, porque nadie conoce exactamente las modificaciones que se van a plasmar con respecto a las rotaciones en el itinerario formativo.

P. Es una de vuestras preocupaciones principales, ¿hay más?

R. Hay mucha preocupación. Ya en el decálogo que entregamos la semana pasada desglosábamos diferentes aspectos, con mayor o menor importancia, sobre todo el entorno formativo.

El médico de familia tiene que adquirir las competencias en el entorno formativo de la medicina de familia. Nuestro sistema MIR es admirable y no podemos ir a peor. Hay reivindicaciones que se pueden mantener.

Exigimos que los médicos en formación pasen por el ámbito de AP, sin meternos en los itinerarios o la valoración, la unidad troncal, reconocimiento del tutor, etc. Hay que dejar muy claro que en el tronco médico los médicos en formación pasen por un centro de salud, en especial los de familia.

P. ¿A quien beneficia que no sea así?

R. No beneficia a nadie, salvo a aquella unidad troncal que estime oportuno que el médico va a estar formándose en urgencias, medicina interna o geriatría. O que el director de una troncal entienda que el entorno formativo sea el hospital, manteniendo a gente haciendo guardias, etc. Colapsa una disciplina por la que estamos luchando para que entre en la universidad y tenga un reconocimiento y conseguiremos lo contrario. Si se limita la oferta formativa tenemos un problema.

P. ¿Cuál es el punto de partida?

R. En este momento pasa por primaria ahora mismo el R2 entre tres y seis meses, según las comunidades, y todo el periodo en R4. R3 no pasa por primaria y R1 la mitad está en un hospital y en primaria. Hemos pedido que los médicos de familia roten más tiempo por atención primaria. Si ahora se hace esto, estamos todavía peor. Es una oportunidad, tenemos que hacer ruido para ver si se reconsidera esta decisión.

P. La semana pasada también pedían un posicionamiento claro a Facme sobre este tema, ¿han tenido respuesta?

R. Hemos pedido una reunión para pedirle que medie con el Ministerio para poder desbloquear la situación. Estamos a la espera pero como dijimos en la rueda de prensa, pensamos que tiene un papel importante a nivel de mediación, porque dentro de Facme hay especialidades que son díscolas hacia la rotación en AP.

P. ¿Mantienen la idea de abandonar la federación si no tienen un compromiso claro?

R. Creo que Facme va a intervenir, estoy absolutamente seguro, con lo cual no habrá posibilidad de ejecutar la amenaza, pero sí que mantenemos la idea y la junta directiva decidió el sábado pasado que si no se intermediaba no tiene sentido seguir en la federación. Facme tiene que intervenir.

P. También planteaban que la Comisión Nacional se había sentido “ninguneada”...

R. Sí, hemos pedido que se les escuche y también a las sociedades científicas. Son los que tienen todo el trayecto de dos años de litigio con el Ministerio y las peticiones al Consejo Nacional de Especialistas. Sucedió como en otras especialidades y nuestra Comisión ignoraba ese cambio de redacción. Hay otras especialidades que también han visto cambios que no han sido consensuados o que no se han adoptado. Ha sido una decisión con alevosía, sin consulta, y de mala manera.

Twitter
Suplementos y Especiales