Los big data, clave en la planificación de la respuesta a los problemas de la sanidad

Temas relacionados:
Herramientas
Enviada especial a Valencia
|
01 jun 2018 - 14:53 h
|

El diagnóstico sobre la situación del sistema sanitario en la actualidad realizado por Julio Mayol, director de la Unidad de Innovación del Instituto de Investigación Sanitaria San Carlos, y encargado de impartir la conferencia inaugural del Congreso de SEMG es claro. “El problema no es la sostenibilidad del sistema, ante la situación actual se crea una ficción orientada, que es la afirmación de que la sanidad digital es la solución”. Los verdaderos problemas, continúa, son otros: la variación no deseada en calidad y resultados; el daño a los pacientes; el desperdicio de recursos sin maximizar el valor; las desigualdades e inequidades; y la falta de prevención de la enfermedad. “Si ponemos el foco en la sostenibilidad, en lugar de atacar estos problemas, obtendremos más de lo mismo”, advirtió.

Mayol, que repasó la aplicación de la tecnología big data en el ámbito de la salud, subrayó que se necesita una medicina “cinco p”: preventiva, predictiva, participativa, personalizada y poblacional.

Para transformar el sistema necesitamos un nuevo modelo de negocio, que no premie el consumo de atención sanitaria, hace falta también innovación en las personas, algo al alcance de muy pocos, y, finalmente, innovación tecnológica. Mayol apuesta por una medicina basada en el valor, que pase de la financiación por servicios a la financiación por valor.

Para ello, subrayó, “es preciso cambiar el modelo, y para ello se necesita una masa crítica de personas dispuestas al cambio”. “Si queremos hacer algo hay que planificar y plantear qué vamos a hacer, cómo vamos a planificarnos, y aquí entran los datos”, alertó.

La inteligencia artificial y la ingeniería humana son las dos soluciones tecnológicas y, según sus palabras, “no podemos negarnos a ello”. La estrategia propuesta pasa por un mejor acceso a los datos de salud, la conexión de estos datos de salud, más allá de la historia clínica, y por situar al paciente en el centro.

La aportación del big data, no obstante, no resolverá los problemas de la primaria, tal y como advierte. En este nuevo contexto, la labor de los médicos pasa por borrar las fronteras entre niveles asistenciales y por la implicación de los profesionales sanitarios para que sean ellos quienes usen la tecnología, y no al revés.

Twitter
Suplementos y Especiales