Los primeros MIR pasan más de largo de la especialidad

Solo 470 licenciados entre los 5.000 primeros han optado por la MFyC
Madrid
|
05 may 2017 - 14:43 h
|

A diferencia de lo ocurrido en 2014, en esta convocatoria no han quedado vacantes en medicina de familia

Solo 11 de los 500 primeros licenciados en elegir optaron por especializarse en medicina de familia

La falta de interés de los recién licenciados por la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria (MFyC) es una de las preocupaciones que resurgen en estas fechas. Desde la vocalía de Atención Primaria Urbana de la Organización Médica Colegial, que ocupa Vicente Matas, se ha seguido muy de cerca el ritmo de elección de esta especialidad y se ha realizado un informe con este seguimiento en las dos primeras semanas de elección, hasta agotar el turno general.

Según este análisis, el porcentaje de plazas adjudicadas entre los 4.000 y 5.000 primeros aspirantes ha disminuido con respecto al año pasado, pero también a los dos anteriores. Una disminución que, por otra parte, contrasta con el incremento leve en el número de plazas ofertadas, que pasa del 27,73 por ciento al 28, una proporción, en palabras de Matas, es insuficiente.

Según el recuento realizado desde la vocalía, dentro de los 1.000 primeros aspirantes se han adjudicado 11 plazas, frente a las 16 del año pasado. De ellos, solo tres lo hicieron entre los 500 primeros, en lugar de los nueve que optaron por ello el año pasado.

A medida que avanza la elección de plaza, el número de licenciados que optan por la medicina de familia sigue bajando. Entre los 5.000 primeros aspirantes optaron por ella 172 licenciados, muy por debajo de los 219 que la eligieron el año pasado y la cifra menor desde 2012.

Lo mismo sucede al revisar el peso de esta especialidad entre los 5.000 primeros aspirantes, que han optado por ella en 470 casos (544 en la convocatoria anterior y solo superada, a la baja, en 2012, con 281 plazas adjudicadas a la misma altura).

Finalizada la segunda semana de peticiones, habrían elegido la especialidad 1.417 MIR (hasta el número 7.139 en que se agota el turno general), en lugar de los 1.485 que lo hicieron el año pasado hasta ese número.

A esas alturas, quedaban por adjudicar todavía 331 plazas en familia, que finalmente han sido repartidas esta semana entre los aspirantes que entraban por turno con discapacidad y turno ordinario. A diferencia del año 2014, en el que quedaron 108 plazas sin cubrir, en esta convocatoria no hay vacantes.

Otro dato reseñable es que el porcentaje de mujeres que se formarán como médicos de familia supera la media de 64,9, con un 71,8 por ciento.

Combatir la falta de atractivo

En opinión del vocal de Atención Primaria Urbana de la OMC, el principal motivo de la falta de atractivo de esta especialidad para los futuros MIR es el escaso conocimiento que existe sobre esta, “precisamente por la poca presencia de atención primaria en las Facultades de Medicina”. También subraya que pueden influir el conocimiento sobre las condiciones laborales, retributivas y profesionales de estos facultativos, que resultan “manifiestamente mejorables”. Un desconocimiento, por otra parte, que tratan de paliar desde las vocalías de AP de la organización con un programa de charlas en las universidades.

Tras este análisis, el vocal de APU recuerda que desde el foro de médicos de Atención Primaria se reclama desde hace tiempo un verdadero impulso a este nivel asistencial como la mejor forma de hacer sostenible, eficiente y resolutivo el sistema sanitario. Para ello, insisten, es necesario incrementar paulatinamente la parte del presupuesto sanitario dedicado al primer nivel asistencial hasta llegar al 25 por ciento del total.

Sobre este asunto, el presidente de Semfyc, Salvador Tranche, remarca que es necesario trabajar “desde la universidad y las unidades docentes para lograr que no queden vacantes de MFyC y esto pasa por hacer la especialidad más atractiva y sugerente para los jóvenes”.

En este sentido, puntualiza que hay una parte importante de trabajo para todos, “desde la Administración a las Universidades, pasando por las propias sociedades científicas, que pasa por dar prestigio científico, social y académico a la especialidad”. Tranche también llama la atención sobre el elevado porcentaje de abandono de los licenciados que la realizan, que supera el 18 por ciento.

Twitter
Suplementos y Especiales