PSOE y Podemos coinciden en sus demandas sanitarias para 2018

Las Proposiciones de Ley registradas por ambos partidos buscan revertir el 16/2012
Herramientas
Madrid
|
h
|

Sería aventurado asegurar que existe una alianza de izquierdas en política sanitaria pero sí que es plausible que tanto PSOE como Podemos trabajarán en una misma línea durante el próximo año de legislatura. Así lo demuestran tanto las iniciativas planteadas en el futuro cercano —y en los últimos tiempos— como el apoyo mutuo que se ha podido ver en las últimas comisiones de Sanidad del Congreso de los Diputados.

De mayor a menor importancia legislativa, sus proyectos de Ley, además, “son complementarios, uno hace referencia al capítulo I de la Ley de Garantías y el otro al Capítulo II”, asegura la portavoz de Podemos, Amparo Botejara. Se trata de dos revisiones al Real Decreto 16/2012 para recuperar la universalidad en la asistencia sanitaria (PSOE) y revertir el fraccionamiento de la Cartera de Servicios (Podemos). La propuesta socialista tiene una losa que le impide seguir su curso parlamentario: el veto presupuestario del Gobierno. Sin embargo, cuenta con el respaldo de la formación morada (además del resto de la cámara con la excepción del PP y Ciudadanos).

La propuesta de Podemos, que será registrada este miércoles en el Congreso de los Diputados, quiere recuperar el estándar de la Cartera de Servicios de 2003 porque “tal y como está ahora es una puerta abierta para más copagos sanitarios”, asevera Botejara.

Por otro lado, el grupo socialista ha registrado una Proposición No de Ley que resume su línea de actuación sanitaria de cara a 2018. En ella exige al Gobierno 10 medidas urgentes entre las que se destacan recuperar la universalidad de la atención sanitaria (en línea con su propia Proposición de Ley), negociar con las comunidades autónomas un acuerdo sobre financiación autonómica, dotar en los Presupuestos para 2018 al Fondo de Cohesión sanitaria con 87,2 millones, incluir también en las cuentas estatales un Fondo de Innovación para la financiación de nuevos tratamientos, y transferir la sanidad penitenciaria a las comunidades antes de finalizar la presente legislatura, con una financiación suficiente, así como asegurar el acceso de la población reclusa a tratamientos como el de la hepatitis C. “No son las propuestas del PP y Ciudadanos, manteniendo la austeridad y buscando una recentralización de competencias, las que van a resolver estas desigualdades, sino una financiación justa y suficiente, una dotación y condiciones de empleo de los profesionales adecuadas, una legislación que proteja el derecho de todos a recibir asistencia sanitaria, y una cooperación entre Ministerio y comunidades basada en la lealtad y respetuosa con las competencias de cada uno”, señala el portavoz socialista de Sanidad Jesús María Fernández.

De las propuestas socialistas, las tres últimas enumeradas coinciden con las demandas que Podemos presentó el pasado día 2 de diciembre en Madrid en un encuentro bajo el título ‘¿Qué sistema de salud, para qué futuro?. Además, durante ese encuentro la formación morada anunció varias medidas sobre Salud Pública y otras en virtud de “revertir el proceso de privatización que se está viendo con el emporio de Fresenius”, afirma Botejara.

Por último, la portavoz de Podemos también ha afirmado que su grupo trabajará para forzar al Gobierno a no vincular el acceso a las ayudas del Fondo de Liquidez Autonómico a la firma del protocolo de sostenibilidad con Farmaindustria. “Nos parece un sistema perverso”, resume la diputada.

Twitter
Suplementos y Especiales