‘Suma y sigue’ para que la Farmacia quede fuera del test de proporcionalidad

La Comisión IMCO de la Eurocámara votó a favor de que las profesiones sanitarias sean ajenas a la liberalización
Herramientas
Bruselas
|
h
|

Todas las miradas estaban puestas el pasado lunes 4 de diciembre en Bruselas porque sobre la mesa de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo (IMCO) estaba el test de proporcionalidad, normativa europea en la que está trabajando la Comisión Europea y que, cabe recordar, tiene el objetivo de armonizar la evaluación de la proporcionalidad de las regulaciones de las más de 5.000 profesiones que existen en Europa. Una normativa que no fue bien acogida, en su día, por las profesiones sanitarias, entre ellas la farmacia, quienes pidieron quedar excluidas de dicho test.

Pues bien, la IMCO no deparó sorpresas y, tal y como se esperaba, respaldó la propuesta de Directiva del Test de Proporcionalidad que recoge la especial naturaleza de las profesiones sanitarias, gracias a las enmiendas de compromiso presentadas por el eurodiputado Antonio López-Istúriz. En la votación del pasado lunes se emitieron 33 votos a favor, 3 en contra y 0 abstenciones, para que las profesiones sanitarias (médicos, farmacéuticos, enfermeros y dentistas) queden fuera de la nueva directiva sobre el test de proporcionalidad que deberán cumplir las normas nacionales relativas a las profesiones reguladas.

La mayoría positiva de votos dio el visto bueno al proyecto de informe presentado por el alemán Andreas Schwab, miembro de la IMCO, donde diferentes enmiendas proponían la exclusión de los servicios de asistencia sanitaria. Tras conocer la aprobación, Schwab agradecía el trabajo y esfuerzo a sus colegas y destacaba que “hemos conseguido un buen acuerdo a pesar de la divergencia de opiniones que había, pero al final, la negociación ha llegado a buen puerto”.

En esa misma Comisión, se daba luz verde con 35 votos emitidos, 33 a favor y dos en contra, a la apertura de las negociaciones interinstitucionales, es decir entre el Consejo y el Parlamento con la Comisión europea.

Felicitaciones con “prudencia”

Salvado este nuevo obstáculo que era clave para conquistar el objetivo final, el resultado de la IMCO, sin duda, ha sido bien acogido por las profesiones sanitarias en España que ya han hecho frente común contra el test de proporcionalidad. Cabe recordar, que hace un par de semanas los Consejos Generales de farmacéuticos, médicos, enfermeros y dentistas mostraban su preocupación ante esta normativa y reclamaron, de forma conjunta en un comunicado, que se contemplara la naturaleza específica de las profesiones sanitarias para garantizar los derechos de los ciudadanos europeos en materia de salud, una postura que ,de momento, parece estar apoyando Bruselas.

Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) han actuado, durante todo este año con prudencia sin querer lanzar campanas al vuelo, y tras este último paso, el presidente de la institución, Jesús Aguilar manifestaba su “agradecimiento a los europarlamentarios españoles que han sido sensibles a la consideración especial de las profesiones sanitarias, en una normativa que por su horizontalidad, pone en riesgo la calidad de los sistemas sanitarios y, en particular, el de España, que goza de los más altos estándares en Europa tal y como reconoce la OCDE”. Asimismo, Aguilar añadía que “seguiremos insistiendo a lo largo de la tramitación de la directiva, con el fin de velar por la protección de la salud y la seguridad de los pacientes españoles”.

La Agrupación de Farmacéuticos de la Unión Europea (PGEU) se alineaba con el CGCOF y daba la bienvenida a ese voto de la IMCO. Los farmacéuticos europeos acogieron con satisfacción el resultado “al reconocer la naturaleza especial de las profesiones de la salud”.

Desde el ámbito de la enfermería, su Consejo General también se sumó a las felicitaciones y se alegraba de que el Parlamento Europeo actuara en consonancia con los argumentos defendidos en los últimos meses por la Red Europea de Reguladores Enfermeros, integrada por los Consejos Generales europeos de Enfermería.

Con todo y con ello, la ratificación de la IMCO a esa “naturaleza especial” de los sanitarios supone una victoria más, un paso adelante, sin embargo, todavía queda camino por recorrer ya que ahora se abre un periodo, denominado fase de “trílogos” en la que el test de proporcionalidad será el foco de negociaciones entre las tres instituciones europeas que tendrán que acordar el contenido final de la Directiva. Hasta el momento, se ha ganado una nueva batalla, pero no la guerra. No obstante, se podría decir, en este caso, que la unión hace la fuerza.

Un año de incertidumbre... que acabará en 2018

10 de enero de 2017. La CE anuncia la puesta en marcha de un paquete de medidas para mejorar la prestación de servicios profesionales en Europa y favorecer la competitividad. Entre ellas, una propuesta de Directiva del Test de Proporcionalidad para analizar restricciones en el ejercicio de ciertas profesiones. Aunque pone en la ‘diana’ a bogados, arquitectos, etc., la Farmacia ve una amenaza liberalizadora.

10 de octubre de 2017. Con el texto de la propuesta de Directiva ya en el Parlamento Europeo, la Comisión de Sanidad de este organismo vota a favor de excluir las profesiones sanitarias de esta normativa.

18 de octubre de 2017. Diversos europarlamentarios y la agrupación farmacéutica europea PGEU organizan una jornada —con representación española en el acto— en Bruselas en la que se vuelve a poner de manifiesto la “especial naturaleza” de las profesiones sanitarias.

4 de diciembre de 2017. La farmacia ‘salva’ otra cita clave. La Comisión de Mercado Interior e Industria también se posiciona a favor de esta exclusión.

Twitter
Suplementos y Especiales