Reino Unido busca apostar por los biosimilares para favorecer el acceso a innovaciones

El NHS persigue medidas que logren producir un ahorro de 300 millones de libras en la factura farmacéutica
Herramientas
Madrid
|
15 sep 2017 - 08:00 h
|

De este modo, desde el sistema de salud británico (NHS) se ha asegurado que en las próximas semanas el presidente ejecutivo de esta entidad, Simon Stevens, hará públicas una serie de medidas específicas con el objetivo de favorecer el ahorro en la factura y poder destinar esos fondos a mejorar el acceso a nuevos tratamientos altamente innovadores.

Tal y como aseguraron desde el ejecutivo, a día de hoy seis de los 10 medicamentos más caros del Reino Unido son medicamentos biológicos, lo que demuestra el ahorro que podrían proporcionar el uso de versiones biosimilares que aportan un ahorro que puede alcanzar el 40 por ciento del precio en algunos casos.

Con ese ahorro, el ejecutivo británico asegura que, entre otros, facilitará el acceso a nuevos tratamientos para la Hepatitis C. Actualmente, el gasto anual en medicamentos registrado por el sistema sanitario británico alcanza los 15.000 millones de libras anuales.

“El NHS tiene una gran trayectoria de innovación.A medida que se acerca nuestro 70 aniversario es importante que celebremos los logros conseguidos pero también debemos pensar en aprovechar al máximo el potencial de los nuevos tratamientos con el objetivo de poder garantizar la calidad en la asistencia sanitaria para las próximas generaciones”, explicó Stevens durante su intervención en la Expo conference in Manchester.

Posición de la patronal

Desde la patronal de las compañías de biosimilares británicas, British Biosimilars Association (BBA) , su director general, Warwick Smith, celebró el anuncio realizado por el ejecutivo británico. “Nos complace el enfoque que el NHS está poniendo en asegurar el uso y el aumento de la adopción de medicamentos biosimilares”, ha explicado en un comunicado. La competencia de estos medicamentos que salvan vidas y que mejoran la vida, ha apuntado, “ya está ayudando al sistema nacional de salud británico a tratar a más pacientes y esto aumentará a medida que se mejore el acceso y se potencie el uso de los nuevos medicamentos biosimilares”.

“Seis de los diez productos con mayores ventas en Reino Unido son medicamentos biológicos y el inicio del tratamiento de los pacientes o el cambio del mismo a biosimilares de estos medicamentos cuando estén disponibles puede traducirse en un ahorro bastante significativo para el NHS, favoreciendo un mayor acceso de los pacientes”, ha aseverado el director de la patronal de la industria de los biosimilares. “El ahorro generado por el uso de estos nuevos medicamentos biosimilares puede destinarse a mejorar la atención sanitaria y el cuidado de los pacientes en todo el Reino Unido”.

Por último, el director general de la Asociación de Biosimilares Británica, ha puntualizado que “a medida que se facilite el acceso a más medicamentos biosimilares para tratar enfermedades complejas como puede ser el cáncer, esperamos que la prescripción de los mismos por parte de los clínicos se acelere aún más”. Para ello, la asociación hace un llamamiento para que se fomente la educación tanto de clínicos como de los propios pacientes en el uso de estos medicamentos, con el objetivo de favorecer su prescripción y uso para conseguir un mayor ahorro y promover una mayor sostenibilidad del sistema sanitario en el país.

El NHS busca medidas que logren producir un ahorro de 300 millones de libras en la factura farmacéutica

Twitter
Suplementos y Especiales