Herramientas
Jefa de Sección Gaceta Médica
|
31 ago 2018 - 12:00 h
|

Los avances que están llegando de la mano de las nuevas técnicas de secuenciación masiva y de la genómica son las ‘culpables’ de que la Medicina de Precisión esté irrumpiendo en el nuevo contexto sanitario. Sin embargo, donde lo está haciendo de manera real es en la esfera internacional. España, hasta el momento, lo está haciendo desde el marco teórico, aunque en la práctica ya existan tratamientos que se acercan a esa ‘medicina a la carta’.

<p>La medicina de precisión, más allá de la teoría...</p>

Actualmente, se está trabajando, desde el primer nivel —en el Senado— con una ponencia de Estudio sobre Genómica. Sentar los pilares de esa teoría llevará alrededor de seis meses, más el consiguiente tiempo de espera para poder aplicarlo en la práctica. La realidad en España es que a día de hoy son pocos los hospitales que tienen incorporada todas estas infraestructuras tecnológicas.

Como explica el presidente de la Fundación ECO, Vicente Guillem, en los últimos años, varios países están implementando a nivel nacional estrategias de medicina genómica o medicina de precisión, algunos ejemplos de ello son USA, Francia, Alemania e Inglaterra.

En USA, promovido por el presidente Obama, se creó en 2015 la PMI (The Precision Medicine Iniciative), con un presupuesto anual de 215 millones de dólares, con el objetivo de fomentar el estudio de la genómica del cáncer e implantar estrategias de prevención y tratamiento. El plan está coordinado y gestionado por el National Cancer Institute (NCI) y se pretende incluir un millón de voluntarios para secuenciar su ADN, cuyos datos serán gestionados en una oficina central y donde todos los participantes tendrán acceso a sus datos y a los datos agregados del resto.

A día de hoy, al otro lado del charco la inversión es todavía mayor por la implicación de todas las esferas. Varios líderes de la industria están haciendo grande la medicina de precisión. En julio, Priscilla Chan y Mark Zuckerberg donaron 10 millones de dólares al laboratorio de medicina de precisión de la Universidad de California-San Francisco.

Además, el programa ‘Todos nosotros’ es una iniciativa financiada por el Instituto Nacional de Salud para recopilar información genética y ambiental para crear medicamentos de precisión. Dentro de estos proyectos, Estados Unidos trabaja en Moon Shot. Un programa que se centra en el diagnóstico precoz con todos los tipos de tumores. Para ello, destinan un billón de dólares para curar el cáncer en todas sus diversas formas. Además, está previsto aumentar el presupuesto entre 2018 y 2019. El grupo multidisciplinar de investigadores es el Blue Ribbon Panel, compuesto por expertos de una amplia gama de campos científicos, asociaciones de pacientes y compañías farmacéuticas. Cuenta con un plan de 10 programas de investigación que podría permitir que el proyecto avance en prevención, diagnóstico y tratamiento en sólo cinco años.

Europa

En Inglaterra, se creó la estrategia de Medicina Personalizada para 2014-2017 , definiendo una red dentro del National Health Service (NHS) de once centros de medicina genómica, donde cada centro cubría una población de entre 3 y 5 millones de habitantes. Se pretende secuenciar 100.000 genomas de 70.000 voluntarios. En total, el Gobierno ha comprometido más de 280 millones de euros en fondos para la genómica. Como explicó el secretario de sanidad de Reino Unido, Jeremy Hunt, “la genómica es el futuro de la medicina y la secuenciación del ADN del cáncer confirma que el Reino Unido es un líder mundial en este campo. Se han invertido más de medio billón de libras en genómica para garantizar que los pacientes del NHS continúen beneficiándose de la perspectiva de un mejor diagnóstico y mejores tratamientos”. Lo cierto es que el reclutamiento de pacientes con cáncer en el proyecto 100.000 Genomas se ha convertido en todo un hito. Los expertos tienen claro que el mapeo completo del ADN de los pacientes revelará una gran cantidad de información que ayudará a desarrollar nuevas fórmulas de diagnóstico y tratamiento.

En Francia, se creó el plan 2016-2025 donde se pretende estudiar a 50.000 pacientes con cáncer y 20.000 con enfermedades raras, en una red de 12 plataformas genómicas que cubren toda la población, creándose al mismo tiempo una historia clínica electrónica única en todo el país. Francia ya creó, en 2006, una red de 28 centros para realizar todas las pruebas moleculares en tumores, con el objetivo de garantizar la equidad en el acceso a la innovación y a la medicina personalizada.

<p>La medicina de precisión, más allá de la teoría...</p>

Precisamente, este modelo francés es para algunos expertos un reflejo inspirador para España. La vicepresidenta de Aseica, Noemí Reguart, comenta que el plan francés consiguió el respaldo gubernamental con una financiación de 670 millones de euros hasta 2020. Una iniciativa que parece colocará a Francia como líder entre los países involucrados en la medicina genómica en los próximos 10 años. Respondiendo a un desafío de salud pública, este plan también alienta la aparición de un sector nacional e industrial para la medicina genómica. Este plan, que no estrategia, tiene en cuenta el progreso tecnológico desde la secuencia hasta el almacenamiento, análisis y generación de informes de big data. Empresas y académicos que trabajan en diagnóstico biológico, sector digital y nueva tecnología de secuenciación han trabajado juntos para elaborar las recomendaciones.

El modelo francés de medicina de precisión es para muchos de los expertos de nuestro país un claro reflejo inspirador para España, y cuenta con un respaldo gubernamental de 670 millones de euros hasta 2020

La iniciativa establece una red de 12 servicios de secuenciación que cubren todo el país para 2020. Un Centro Nacional de Cálculo Intensivo procesará los enormes volúmenes de datos generados y proporcionará servicios a los profesionales de la salud. Los registros médicos estandarizados electrónicos de pacientes serán generalizados.

Esta plataforma nacional, organizada alrededor de centros de referencia, facilita la asistencia a través de la genómica. “Son doce hospitales acreditados donde los pacientes acuden a las pruebas”, añade Reguart. La condición por dar acceso es ofrecer la información para continuar con las investigaciones. “La Administración ha visto el ahorro que genera, porque haciendo cálculos se han dado cuenta de que se han ahorrado algunos tratamientos, reingresos, etcétera”. Han mejorado también muchos tratamientos dirigidos, consiguiendo en el paciente una mejor calidad de vida.

Inglaterra, Francia, Estados Unidos y Alemania son algunos de los países que han abierto la puerta a la genómica con respaldo económico

La primera ambición de Genomic Medicine 2025 es posicionar a Francia entre los países que lideran este campo, con la exportación de su experiencia. El segundo objetivo es integrar la genómica en la vía del cuidado. Más allá de eso, el sistema se expandirá para cubrir enfermedades comunes. Un tercer objetivo para 2025 es crear un marco nacional capaz de impulsar la innovación y el crecimiento económico en numerosos campos, incluido el procesamiento de big data, la Web Semántica y el Internet de las Cosas, dispositivos médicos y eSalud.

EE.UU. trabaja en Moon Shot, centrado en diagnóstico precoz con todos los tipos de tumores. Para ello, destinan un billón de dólares para curar el cáncer en todas sus diversas formas

<p>La medicina de precisión, más allá de la teoría...</p>

¿Y en España...?

En nuestro país, la medicina de precisión retumba con más fuerza que nunca, sin embargo, en la práctica es aún incipiente. En este contexto, si España quiere implantar un Plan Nacional de Genómica, ¿qué es lo más urgente?

Los expertos tienen claro que hay que hablar de plan y no de estrategia. Como aclara el director del Ciberer, Pablo Lapunzina, una estrategia no está dotada de presupuesto, sin embargo, un plan sí. Para ello, a juicio de Noemí Reguart, “es necesario hacer un análisis farmacoeconómico profundo”, ya que si se analiza por separado el coste de la plataforma, de los test, o las terapias... “no salen las cuentas”. Esta visión cortoplacista es, y coinciden todos los especialistas, el escollo en el sistema.

El presidente de Aseica, Carlos Camps, por su parte, está convencido de que existe una necesidad médica, ética y política de reconocer a la oncología de precisión como una realidad.

“Si bien, la inequidad existente en la actualidad en el acceso a estos diagnósticos moleculares; que son la base de la calidad asistencial del cáncer son un hecho en el SNS”, lamenta Camps. A su juicio, a día de hoy, existe una “obligatoria necesidad” de que se trabaje organizadamente como en los modelos internacionales. “En España sería positivo hacer áreas de un millón y medio de habitantes, máximo dos millones y medio tanto hospitales como laboratorios altamente cualificados”, destaca el oncólogo.

Twitter
Suplementos y Especiales