ENTREVISTA

“Es necesario integrar la Estrategia de Medicina de Precisión en la de Cáncer”

Herramientas
Madrid
|
14 sep 2018 - 15:00 h
|

Pregunta. ¿Qué es preciso cambiar en el enfoque de estas estrategias en cáncer en 2018?

Respuesta. Es necesario integrar la Estrategia de Medicina de Precisión en la Estrategia Nacional en Cáncer. Además, hay que establecer un marco común que coordine las líneas de investigación de las alteraciones genómicas y de evaluación de resultados, además de regular el acceso a biomarcadores.

P. ¿Qué necesidades deben contemplar este tipo de actuaciones en materia asistencial?

R. Es necesario establecer una red de centros de referencia para la determinación de marcadores, así como una cartera de servicios homogénea para las determinaciones moleculares.

La medicina personalizada está transformando la investigación clínica y biomédica y la asistencia sanitaria tanto desde un punto de vista conceptual como metodológico, y existen oportunidades extraordinarias para mejorar la salud pública y, probablemente, reducir los costes del sistema sanitario. Sin una estrategia nacional, la medicina de precisión, que se implantará en cualquier caso, lo podría hacer sin la adecuada planificación que permita garantizar la calidad técnica, la equidad de los ciudadanos en el acceso a las mejores prácticas, vulnerando los derechos de pacientes y profesionales y arriesgando la solvencia del sistema de salud. Por todo ello se hace imprescindible desarrollar un marco legal en que se pueda desarrollar la Medicina de Precisión.

Además, resulta clave continuar con la integración de nuevas tecnologías de secuenciación masiva, con dos objetivos fundamentales, identificar y abrir la puerta a tratamientos específicos y aumentar nuestro conocimiento biológico de cada uno de los tumores que tratamos. Para ello necesitamos también que se implemente en los hospitales los molecular tumour boards y desarrollar sistemas de información homogéneos para todo el Sistema Nacional de Salud.

P. ¿Se ha avanzado algo en ello en los últimos años?

R. Se ha avanzado pero no lo suficiente. Sabemos que los cambios no se manifiestan de forma inmediata y que se requiere tiempo, pero necesitamos un compromiso institucional que incluya dotación de recursos específicos para continuar avanzando.

P. ¿Qué papel jugó SEOM en la gestación del Plan inicial? ¿Cómo ha mantenido su colaboración con la administración sanitaria para desarrollar la estrategia posterior?

R. Desde el Ministerio de Sanidad se pidió la colaboración expresa de SEOM para la gestación y el desarrollo del Plan. La Sociedad asumió la gestión y organización de las reuniones de los diferentes grupos de trabajo que se crearon para apoyar al coordinador, el Dr. Eduardo Díaz Rubio en el desarrollo del Plan. Como sociedad científica llevábamos varios años solicitando la necesidad de poner en marcha un plan contra el cáncer y poniéndonos a disposición de la administración sanitaria para trabajar conjuntamente por lo que no dudamos en poner todos nuestros esfuerzos.

P. ¿Cómo se ha transformado la investigación?

R. Los avances en Oncología están sentando las bases de nuevas estrategias terapéuticas y es necesario seguir investigando para comprobar sus mecanismos de acción y continuar incrementando la supervivencia y mejorando la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

España ocupa un lugar destacado en la realización de ensayos clínicos desarrollados en distintos países y en investigaciones traslacionales. Sin embargo, aún estamos lejos de los países anglosajones y otros países europeos en cuanto a la financiación de investigación independiente mediante fondos públicos o privados. Por ello es importante reflexionar sobre la necesidad de desarrollar una ley española de mecenazgo que regule y potencie la filantropía de forma similar a cómo se hace en los países de nuestro entorno, con el fin de potenciar la investigación académica.

Asimismo, es importante que se establezca una política laboral de estabilidad que mantenga el nivel competitivo de las investigaciones en cáncer, además teniendo en cuenta que las aportaciones científicas de la oncología médica española contribuyen a cambiar el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

P. ¿Hasta qué punto cree que la futura Estrategia de Medicina de Precisión integrará todos los aspectos relevantes en cáncer?

R. Las dos estrategias deben de converger porque el cáncer es el mejor ejemplo sobre el que pilota la medicina de precisión. Esperamos que la futura estrategia de medicina de precisión integre todos los aspectos relevantes en cáncer. Hay que destacar que la ponencia que se está desarrollando en el Senado están compareciendo diferentes perfiles de expertos porque se plantean muchos retos por delante tanto clínicos, como formativos, de investigación, regulatorios, tecnológicos, deontológicos y jurídicos, entre otros por lo que es fundamental la implicación de los actores implicados y desde la Sociedad Española de Oncología Médica estamos preparados y dispuestos a colaborar.

“Es necesario establecer una cartera de servicios homogénea para la determinación molecular”

P. ¿En qué medida este tipo de herramientas han supuesto un avance hacia la equidad? ¿Cómo puede potenciarse en la práctica?

R. La medicina de precisión también se plantea como una herramienta para contribuir a la racionalización del gasto sanitario y contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario; generando los datos necesarios para generalizar las iniciativas que demuestren ser coste-efectivas.

Conocer cuál es el mejor tratamiento para un paciente, junto con los resultados esperables, nos ayudará a ajustar los costes de cada proceso y a que todos los pacientes puedan acceder a todos los fármacos oncológicos de nueva generación. Este conocimiento nos debería ayudar también a tener una mayor equidad entre los pacientes de las distintas comunidades autónomas.

En SEOM estamos trabajando en un estudio sobre acceso a fármacos y biomarcadores donde vamos a estudiar el proceso que se sigue a nivel europeo, central y en las CC. AA. para evaluación y aprobación de fármacos y las condiciones de acceso y utilización de fármacos y biomarcadores oncólogicos. Así transparentaremos los diferentes mecanismos de acceso a los tratamientos y veremos cómo ha evolucionado la situación desde el año 2015, fecha de elaboración de nuestro estudio anterior, y emitiremos recomendaciones para afrontar las barreras.

También estamos trabajando en estandarizar indicadores de medida de resultados en salud en Oncología, integrando datos de práctica clínica de pacientes de cáncer colorrectal, mama y pulmón, en enfermedad avanzada, para desarrollar un cuadro de mandos de aplicación en estrategias de gestión sanitaria. Nuestro reto es mejorar los resultados en salud y la eficiencia en el abordaje clínico del paciente oncológico, asegurando la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud porque esto nos puede ayudar a conocer el verdadero valor que aportan los nuevos fármacos en vida real tras su incorporación.

P. ¿Se ha insistido suficientemente en prevención a la hora de perfilar este tipo de herramientas?

R. Nunca es suficiente y hay que insistir en el papel clave de la prevención en cáncer y más si cabe teniendo en cuenta los nuevos datos de la Organización Mundial de la Salud de la base de datos de Globocan publicados hoy donde se sigue poniendo de manifiesto el aumento de nuevos casos de cáncer en el mundo llegando a registrar 18,1 millones. Entre los factores responsables destacan el crecimiento de la población, el envejecimiento y los cambios en los estilos de vida. Un 40% de los casos de cáncer son evitables, adoptando hábitos de vida saludables y un tercio de la mortalidad por cáncer se debe a causas evitables. SEOM, como sociedad científica comprometida con la población y con los pacientes con cáncer, tiene como reto contribuir a modificar los hábitos poco saludables de vida, como el tabaco, el alcohol, la obesidad y el sedentarismo que tanta relación directa tienen con el desarrollo de tumores.

En SEOM consideramos que es muy importante concienciar a los profesionales sanitarios y a la población que una de las estrategias más eficaces con el cáncer es la prevención. Evitar la aparición de los tumores o aumentar las posibilidades de su detección en estadios iniciales tanto por programas de prevención primaria como secundaria es fundamental.

“Hace falta tiempo y necesitamos compromiso institucional y recursos para continuar avanzando”

La Sociedad Española de Oncología Médica siempre ha tenido clara la importancia de la prevención en cáncer y por ello creó en 2012 el Grupo de Trabajo de Prevención que a partir de este año ha pasado a ser Sección para remarcar más su labor.

Sabemos que el tabaco es el responsable de hasta un 33% de los tumores y de aproximadamente 6 millones de muertes anuales en el mundo. Hay que remarcar que el cáncer de pulmón en mujeres ha pasado a situarse en la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres por lo que hay que seguir insistiendo en campañas de educación sanitaria. El alcohol provoca hasta un 12% de los tumores y más de 300.000 muertes anuales en el mundo. Por su parte, la obesidad es responsable de 1 de cada 20 tumores en Europa.

P. ¿Por qué el mensaje no termina de llegar a la población? ¿Se ha de insistir más en hábitos saludables, etc.? ¿Cómo?

R. Sabemos que 9 de cada 10 personas desconocen que beber o fumar aumenta el riesgo de desarrollar un cáncer y que 15 de cada 20 personas no saben que la obesidad está asociada a varios tipos de tumores. En Oncología hoy estamos mucho mejor que hace unos años y el futuro será más esperanzador. Por ello, es muy importante insistir en los hábitos de vida saludables desde la infancia y establecer campañas de educación sanitaria en todos los ámbitos. Los medios de comunicación también tienen también un papel fundamental.

Twitter
Suplementos y Especiales