#PARTIDO POPULAR

Medicina personalizada y de precisión

Antonio Alarcó, portavoz del PP en la Comisión de Sanidad del Senado
Herramientas
|
06 jul 2018 - 13:00 h
|

Según la Nacional Research Concil, medicina de precisión supone la adaptación del tratamiento médico a las características individuales de cada paciente, o lo que es lo mismo, la posibilidad de identificar a pacientes que difieren en su susceptibilidad a experimentar una determinada enfermedad, en la biología o pronóstico de esta enfermedad, o en la respuesta a un determinado tratamiento. Esta identificación se realiza a través del análisis e integración de datos genómicos, otras ciencias ómicas, técnicas de imagen, con datos clínicos y el entorno del paciente. Con todo esto se consigue la posibilidad de aplicar intervenciones terapéuticas, evitación de posibles efectos secundarios, mejores tratamientos, disminución de gastos, etc. En definitiva, un cambio en el paradigma de la forma de aplicar la asistencia médica, incorporando estrategias de diagnóstico y tratamientos más eficaces y seguros.

Recientemente en el Senado hemos iniciado los trabajos relativos a la Ponencia de Estudio sobre la medicina de precisión y personalizada, sobre la genómica y su introducción en el Sistema Nacional de Salud. Creemos que es importante decir y transmitir que el modelo tradicional sanitario está “exhausto”, como ha expresado recientemente el profesor Carlos Camps. Y por lo tanto, estamos obligados a buscar nuevas aplicaciones como la genómica, de forma que haya una estrategia nacional, clara y evidente. El genoma humano ha costado tres millones de dólares y se ha tardado 10 años en su ejecución. Desde el punto de vista económico, el genoma humano ha permitido un retorno de 150 dólares por cada dólar invertido, lo que supone más una inversión que un gasto.

Un dato importante a tener en cuenta es el almacenamiento de la información que es de gran dificultad, ya que de forma práctica, un genoma utiliza 4 CDs de almacenamiento, luego tenemos que pasar a la superconmutación. Luego, estamos llegando al concepto de banco genómico, por lo que entramos de lleno en la ética, bioética y en la seguridad jurídica. Es importante llegar a la genómica predictiva y a la búsqueda de cohortes amplios, por lo que hay que pasar por el big data. El 30 por ciento de los fármacos que usamos dependen de un gen para hacerlos más efectivos, lo que revela la necesidad de su correcto conocimiento.

Un capítulo muy especial que se deriva del estudio de la genómica es el estudio integral de la enfermedad mental, que como todos sabemos tiene una trascendencia social y médica evidente, debido al número de ciudadanos afectados y por su cronicidad. Se están estudiando las alteraciones genómicas que las sustentan, tanto para el enfoque terapéutico y sobre todo el farmacológico. Para buscar la complicidad de los ciudadanos precisa de un plan de divulgación dentro del periodismo científico evidente, que pondrá en su sitio a la pseudociencias y a la industria de forma clara.

La colaboración públicoprivada en los logros dentro de la genómica es imprescindible y las expectativas de futuros son infinitas, en donde la especilización en genética es una necesidad en dónde intervendrán, médicos, farmacéuticos informáticos, juristas, filósfos, etc... Luego para el desarrollo del sistema genómico se precisa la creación de nuevas profesiones no previstas hoy en la universidad.

Desde que en abril de 2003 se culminara la secuenciación del genoma, la medicina puede mejorar notablemente y, por ende, la atención y diagnósticos recibidos por los pacientes. Por eso, queremos recabar todas aquellas opiniones de expertos que nos ayuden a marcar una estrategia para su inclusión en el SNS. Y es que con la puesta en marcha de los actuales y futuros conocimientos sobre genómica, se podrían evitar efectos secundarios en los medicamentos.

“El 30 por ciento de los fármacos que usamos dependen de un gen para hacerlos más efectivos”

Twitter
Suplementos y Especiales