#FORMACIÓN

Una fuente de ayuda para la toma de decisiones

El presidente de Facme analiza el potencial de estas nuevas tecnologías para las especialidades médicas
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
06 jul 2018 - 13:00 h
|

“Las sociedades científicas están muy interesadas en utilizar el big data porque es una metodología que permite utilizar grandes bases de datos para tener diversos resultados en diversas orientaciones”, apunta el presidente de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (Facme), Fernando Carballo.

Como explica, las sociedades científicas gestionan el conocimiento científico “en nuestro caos médico”, y por tanto, esta herramienta se alza como un elemento de gestión de reconocimiento y una parte sustancial en el día a día.

Desde esa perspectiva lo primero que hay que tener claro es que el verdadero cambio de paradigma se produce, no tanto en el concepto de big data, sino en su aplicación a medicina. “En medicina, el big data puede ser utilizado para establecer la tipología del paciente, el perfil del paciente, incluyendo sus datos biológicos y su propio ADN”, asegura Carballo. Hoy en dia definir el ADN de las personas es perfectamente factible . Desde este punto de vista, es fácil de obtener múltiples y masivas informaciones de miles de millones de sujetos para permitir obtener una tipología de distintas personas tanto de su perfil biológico como de su respuesta a las enfermedades, que es de extraordinario valor para el desarrollo de la ciencia. “Esto es así. No es solo una moda. Es una auténtica revolución”.

Del mismo modo, Carballo piensa que en esta herramienta no solo importan sus capacidades sino para que va a ser utilizada. “Este es el gran reto de las sociedades científicas, que el uso de esta herramienta se destine a generar nuevas hipótesis, nuevas ideas terapéuticas, nuevos perfiles para hacer medicina personalizada, y por ende permita realizar nuevas investigaciones”.

El presidente de Facme está convencido del potencial de estas nuevas tecnologías, eso sí, con una vigilancia estricta. “Detrás de eso también hay algo más, que es la denominada medicina de sistemas, que es un abordaje diferente al que estábamos acostumbrados a trabajar”. En su opinión, es un reto apasionante “y no está a la vuelta de la esquina sino que está ya ahí y por lo tanto, estamos concienciados para abordar este reto”.

¿Estarán todos los especialistas preparados para este reto? Carballo opina que sí. “La medicina progresa porque progresan los médicos”, añade. Los profesionales, en concreto los médicos, trabajan conjuntamente para avanzar. “Pero ya estamos preparados por una cosa muy sencilla: nosotros tomamos decisiones desde el principio de los siglos, en función de la información que obtenemos del paciente y de la ciencia que en ese momento nos permite obtener”. A su juicio, la medicina personalizada se transformará también y evolucionará con mejores resultados. “Cuando tomamos una decisión lo hacemos con el paciente individualmente y lo hacemos en función de sus características”. Por tanto, si se obtiene más información del paciente gracias al big data se tomarán mejores decisiones, “pero no porque nos tengamos que preparar sino porque tenemos una herramienta mejor”, concluye.

Fernando Carballo:
“El big data no es solo una moda, es una auténtica revolución”

Twitter
Suplementos y Especiales