#PRÓSTATA

Nuevas vías de tratamiento para atacar el cáncer de próstata en estadios avanzados

Un mayor conocimiento de la patología está permitiendo desarrollar medicamentos más eficaces
Herramientas
Madrid
|
30 jun 2017 - 15:00 h
|

Vicente Guillem:
“Sabemos que hay pacientes con alteración en los genes de reparación del ADN”

El panorama del cáncer de próstata cambió completamente a partir del año 2010. “Tanto a nivel de conocimiento sobre la enfermedad como a nivel de nuevos fármacos”, describe a GM Vicente Guillem, jefe de Servicio de Oncología Médica en el Instituto Valenciano de Oncología, y presidente de la Fundación ECO.

Los grandes avances en esta patología se están viendo fundamentalmente en el cáncer de próstata avanzado. “Hoy en día sabemos que en la genómica del cáncer de próstata hay unas vías de señalización tumoral muy claras como son las PI3K, conocemos mejor el receptor androgénico, sabemos que al menos hay un 15 por ciento de los pacientes que tienen alteración en los genes de reparación de ADN (DRCA1 DRCA2 RAD51 MSH2)”, subraya el especialista en oncología, que destaca que lo más importante de todo es el conocimiento sobre las “alteraciones en la vía del ciclo celular (retinoblastoma, WNT)” porque gracias a ello “ya se están desarrollando fármacos contra esas alteraciones genéticas en la reparación de los genes del ADN, sobre todo los DRCA1. Y es que esos pacientes “se pueden beneficiar de una familia de fármacos que se están ya comercializando, los inhibidores de PARP”, añade Guillem.

Fármacos desde el año 2010

Hay un porcentaje de pacientes que al año se hacen resistentes al tratamiento hormonal y “hasta hace muy poco no teníamos ni un solo tratamiento eficaz para estos pacientes. Pero es sobre todo a partir del 2010 donde salen los nuevos fármacos tremendamente eficaces para esta situación como son la abiraterona (Zytiga, de Janssen), enzalutamida (Xtandi, de Astellas Pharma), RAD223 (Xofigo, de Bayer ) o cabazitaxel (Jevtana, de Sanofi)”, continúa el oncólogo. “Hay fármacos hormonales antiandrogénicos y fármacos citostáticos de quimioterapia todos ellos han demostrado que aumentan la supervivencia en los pacientes en los que han fracaso el tratamiento hormonal”.

Tratamiento precoz

Una publicación del último año destacó la aplicación de la abiraterona de forma precoz. “Al mejor tratamiento, que es el bloqueo androgénico, han añadido la abilaterona. Con esto han visto que hay una disminución entre 10 y un 15 por ciento de mortalidad en los pacientes de situaciones avanzadas”, puntualiza Guillem.

En cuanto al cáncer localizado el experto explica que “seguimos con lo mismo, se siguen utilizando las mismas técnicas y los tratamientos de elección siguen siendo la cirugía y la radioterapia. Los dos con muy buenos resultados pero con efectos secundarios como son la incontinencia urinaria y la importancia sexual. Estos son temas realmente importantes aunque se está mejorando mucho en los últimos años”, concluye el presidente de la Fundación ECO.

Twitter
Suplementos y Especiales