Consolidar la formación en la optimización de los antibióticos, clave en la Seimc y SEFH

Herramientas
Málaga
|
26 may 2017 - 13:00 h
|

Una de las principales causas de muerte en todo el mundo, son las infecciones bacterianas. Algo que en la práctica clínica ya es una realidad y así se está constatando en los servicios de infecciosas y los laboratorios de microbiología clínica.

La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) está también inmersa en esta labor, ya que España está a la cabeza en el consumo de antibióticos. Para revertir esta situación se está haciendo un gran esfuerzo en la implementación de los Programas de Optimización de Consumo de Antibióticos (PROA).

Sin embargo, el margen de mejora en la formación es amplio. Una de las propuestas para optimizar el uso de los antibióticos es el programa AMS-PROA Excelencia, que cuenta con el apoyo de MSD y está diseñado por la Seimc y la SEFH. Se trata de una iniciativa clave en la lucha contra las resistencias, que incluye formación al clínico, acreditación hospitalaria y herramientas de seguimiento.

Así lo explicó Miguel Ángel Cisneros, director de la Unidad de Gestión Clínica de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Medicina Preventiva del Hospital Virgen del Rocío y Virgen Macarena de Sevilla “desde ambas sociedades científicas se recomienda su implantación y puesta en marcha, tanto a nivel nacional como internacional. El programa cuenta con formación con universidades de prestigio y certificación hospitalaria con agencias de acreditación de calidad”.

Es fundamental, a juicio de Cisneros que los profesionales se preparen en la administración de antibióticos, analizando en cada momento si el tratamiento está indicado en el paciente concreto; qué tipo de antibiótico es el más seguro y eficaz; y una vez elegido el fármaco, cuál es la dosis más adecuada.

El curso

El objetivo de estos programas es conseguir extenderlos a nivel hospitalarios. Los equipos se acreditan en el uso de los antibióticos. El objetivo es ayudar a facilitar la implementación de estos equipos en todo el tejido hospitalario.

Lo fundamental y el principal desafío es llegar a evaluar estos programas para medir los resultados. Por ello, el AMS-PROA establece auditorías en los hospitales. Además, se establece también un proceso de reacreditación a los dos o tres años después de su certificación.

Como explicó Cisneros durante el Congreso Nacional de Seimc, el inicio del curso será en septiembre de 2017 y finalizará en julio de 2018.

Twitter
Suplementos y Especiales