Una docena de iniciativas para reconvertir la FH en la próxima década

Entre otros aspectos se incluye la individualización y la importancia de los sistemas de información
Herramientas
Madrid
|
21 abr 2017 - 13:00 h
|

Los sistemas de información aportan apoyo al prescriptor en su decisión de recetar un fármaco u otro

El sistema de salud no puede ofrecer diferencias en calidad o seguridad en función de la ubicación

Si en 2015 eran diez los temas más “candentes” para la Farmacia Hospitalaria, dos años después, un documento ofrece “12 experiencias concretas” para trasformarla de cara a la próxima década.

El texto, elaborado por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) en colaboración con la compañía Allergan supone un punto de partida para “transformar completamente el servicio de la Farmacia Hospitalaria de aquí a diez años” según señaló su presidente, Miguel Ángel Calleja, durante la presentación de esta nueva guía.

Las líneas de trabajo de este libro se componen de una docena de experiencias que, entre otros aspectos, incluye la individualización de la terapia, con el fin de “ofrecer a cada paciente la máxima probabilidad de obtener una respuesta óptima a su tratamiento” y tener en cuenta factores como el genotipo y el fenotipo para poder “alcanzar unos objetivos terapéuticos predefinidos individualizados por pacientes”, arroja el texto.

Otro de los puntos que aborda el documento en varios capítulos es la importancia de los sistemas de información, “para ayudar al prescriptor en la decisión de recetar un medicamento u otro, o una dosificación u otra”.

Estos sistemas también cobran importancia en la validación farmacéutica, una revisión que cada día hace el profesional sanitario a todos los tratamientos de pacientes que estén ingresados o estén bajo su atención y que “requiere de un sistema informático que nos ayude a realizarla de forma eficiente, ágil y segura”, apuntó esta sociedad.

Calleja subrayó que este documento “es el sentir de la profesión” y manifestó que esas 12 líneas plasmadas en el trabajo que “son el camino a seguir” .

Además, el responsable de la SEFH explicó que “el hospital se nos ha quedado pequeño y queremos que lleve su alta especialización al lugar más cercano del paciente, si es posible su domicilio”.

El experto también remarcó su interés en que “la mayoría de servicios de Farmacia Hospitalaria implanten estas claves y si ya las tienen, que las mejoren”.

Calleja reforzó su apuesta por una Farmacia Hospitalaria más centrada en el paciente, en los servicios clínicos, y orientada hacia la cronicidad e indicó que “las personas mayores tienen que ser un foco importante por el alto número de reingresos y por la asistencia que les podemos dar aumentando su calidad de vida”.

Por otro lado, el ámbito de resultados en salud en vida real también se reflejó como “experiencia transformadora”.

Calleja precisó que “encontramos un proyecto relacionado con los esquemas de pago por resultados” es decir, “en función de los resultados que aporte un medicamento, el valor de ese fármaco será diferente y por tanto el precio puede ser negociable con el laboratorio farmacéutico”.

La experiencia balear

Dentro de esta recopilación de propuestas destacó el proyecto Talaiot, nacido en Islas Baleares con el fin de unificar los sistemas informáticos de los siete hospitales con los que cuentan las islas.

El proyecto surgió porque antes “no se podía garantizar de forma homogénea la calidad del proceso en los 7 hospitales públicos del Servicio de Salud de las Islas Baleares”, una cuestión que preocupaba a sus impulsores ya que “un mismo Sistema de Salud no debe ofrecer a los pacientes diferencias en los criterios de calidad o seguridad en un proceso en función de donde reciba asistencia”.

Este afán “homogeneizador” busca reforzar los sistemas de “seguridad y calidad en los procesos relacionados con la utilización de medicamentos antineoplásicos en los pacientes onco-hematológicos”.

El proyecto abarca todas las fases del proceso, desde la protocolización hasta la prescripción pasando por la validación, preparación, trazabilidad, administración y valoración entre otras.

Concebido como un plan I+D en 2014, “no pretendía ajustarse a un cronograma temporal concreto” pero ha supuesto un “desarrollo mutuo” para los hospitales participantes y ha traído “mayor comunicación con la administración pública” para el abordaje desde el punto de vista asistencial.

Calleja destacó esta iniciativa ya que aúna “el sentido del trabajo del farmacéutico hospitalario, que trabaja para obtener el mejor resultado en salud de los pacientes”.

EXPERIENCIAS PARA CAMBIAR LA FH

Cronicidad, esquemas de pago, dar valor a la individualización de la terapia, integrar bombas de administración en el circuito farmacéutico, el sistema de robotización en oncología así como sus limitaciones y la validación desde el soporte al farmacéutico son algunas de las iniciativas que ha propuesto la SEFH para transformar la farmacia hospitalaria.

Sobre cronicidad, la organización reiteró su preocupación sobre el envejecimiento poblacional que vive España. Aproximadamente 1 de cada 3 personas en España tendrán más de 65 años en el 2030, una situación que conlleva un incremento de los pacientes crónicos con pluripatología y polifarmacia.

Por este motivo, los sistemas sanitarios se enfrentan a un desafío estructural con importantes implicaciones económicas en donde es necesario actualizar los planes estratégicos de cronicidad a todos los niveles, evaluar resultados con indicadores de salud así como trabajar de forma transversal en los diferentes ámbitos asistenciales.

“Cada paciente necesita un tratamiento específicamente ajustado a sus características y al pronóstico de la enfermedad que le aqueja”, indica la SEFH en su capítulo sobre el valor de la individualización, y es que “si se obvia el principio de la individualización posológica en la práctica terapéutica en funciónde la características fisiopatológicas del paciente, se pueden provocar intoxicaciones o fracasos terapéuticos innecesarios”. La estrategia planteada, por tanto, pasa por trabajar en estrategias farmacológicas como dianas moleculares, farmacogenética, farmacocinética y conciliación de la mediación. Respecto a los esquemas de pago, el informe muestra resultados del Instituto Catalán de Oncologia (ICO), que coordina y presta atención oncológica al 45 por ciento de la población adulta de la región y que implantó esta estrategia que ha alcanzadola firma de 12 acuerdos en 6 patologías oncológicas y hasta 2015 la inclusión del seguimiento de resultados en 425 pacientes.

En relación con las bombas de administración se desarrolló un estudio observacional pre-post implantación de estas en el Hospital de Día Oncohematológico de adultos (HdD) en Valencia y se concluyó que su uso aumenta la seguridad del paciente y mejora la gestión de los centros así como el conocimiento real de lo que ocurre por parte de los servicios de farmacia. Sobre la robotización en oncología, se destacó la experiencia del Hospital Onkologikoa de San Sebastián, donde se analizó que “la exactitud de las dosis es uno de los puntos fuertes del robot en comparación con el método manual”. En el ámbito de la validación se valoraron las experiencias del Hospital Universitario del Henares y del Sescam donde se concluyó que la farmacia hospitalaria está preparada para “integrar sus actividades clínicas con sistemas automatizados”.

Twitter
Suplementos y Especiales