Una plataforma e-interconsulta: la distancia entre la FH y atención primaria

El Complejo Hospitalario de A Coruña desarrolla una herramienta que consolida el seguimiento del paciente
Herramientas
Madrid
|
21 abr 2017 - 13:00 h
|

Garantizar una comunicación ágil entre los farmacéuticos de los distintos niveles asistenciales es un ejercicio en el que trabajan varias comunidades autónomas. En especial, los servicios de farmacia hospitalaria.

No es la primera vez que este suplemento se hace eco de una iniciativa liderada por profesionales para, precisamente, garantizar la atención farmacéutica integral. Recientemente, la Revista de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), ha publicado un artículo original que cuenta la experiencia en Área de Gestión Integrada de A Coruña con la implementación de un sistema de interconsulta electrónica entre un servicio de farmacia hospitalaria y las unidades de farmacia de atención primaria del área sanitaria.

Los resultados son más que beneficiosos. Como explica a GM Marta García-Queiruga, del Servicio de FH del Complejo Hospitalario de A Coruña, se trata del primer sistema de información presentado en España que constituye un mecanismo de colaboración en la transición del paciente entre ambos niveles asistenciales. Tras un año de funcionamiento se han realizado 321 interconsultas: 110 desde atención hospitalaria y 211 desde primaria. Aunque de momento no se pueden establecer conclusiones comparativas ya que no se han publicado experiencias similares, lo cierto es que se ha constatado una mejora en la comunicación entre los farmacéuticos de los distintos niveles asistenciales.

García-Queiruga explica que este sistema evita al paciente retrasos en el inicio de su tratamiento si existe alguna discrepancia entre la prescripción médica y la validación farmacéutica. “Al agilizar esta comunicación entre primaria y especializada se aceleran también estos trámites que son necesarios para determinados medicamentos”, asegura la farmacéutica.

La derivación de consultas desde atención hospitalaria hacia atención primaria se debe mayoritariamente a la necesidad de seguimiento farmacoterapéutico de medicamentos prescritos en el hospital en atención primaria. Esto es así, especialmente por el seguimiento clínico que requieren determinados pacientes a los que se prescribe un medicamento en el hospital con interacciones clínicamente significativas con su tratamiento basal, medicamentos de reciente comercialización o medicamentos de estrecho margen terapéutico. Sin embargo, “las interconsultas desde primaria hacia hospitalaria, se deben principalmente a la prescripción de medicamentos de reciente comercialización (como son los nuevos anticoagulantes o antiagregantes orales) o al seguimiento de pacientes trasplantados”.

Generalmente, la conexión entre primaria y el hospital entre entre los servicios de farmacia se realiza vía telefónica o por correo electrónico, lo que no permite un registro de la interconsulta realizada ni el hacerlo de una forma reglada.

Bloqueo en la interoperabilidad

Uno de los principales desafíos a los que se enfrentan servicios como el gallego es a la falta de interoperabilidad, lo que hace propicia que la integración entre los niveles asistenciales sea más complicada.

En Galicia, la experta comenta que juegan con la ventaja de que la historia clínica de todos los pacientes de la comunidad se encuentra informatizada y unificada en el aplicativo Ianus, de forma que todos los farmacéuticos de atención primaria y especializada, pueden acceder al 100 por cien de la información. “Si un sistema de comunicación como el que presentamos aquí se quisiera trasladar a otras áreas sanitarias debería permitir el acceso a la historia clínica del paciente tanto desde el hospital como desde los centros de salud, de otra forma sería muy complicado desarrollar una plataforma así”.

García-Queiruga es consciente de que quedan desafíos por delante. La plataforma web lleva poco tiempo de implantación y a pesar de su fácil manejo siguen realizándose numerosas interconsultas vía telefónica, “que no permiten ser contabilizadas al no quedar registradas ni documentadas”. Por tanto, hay que dirigir esfuerzos organizativos que fomenten el uso de esta herramienta.

El objetivo es que en el futuro estas consultas queden registradas de forma automática en la historia electrónica del paciente, y estar así disponibles para su consulta a los diferentes profesionales que le proporcionen asistencia sanitaria. Actualmente, “el acceso está restringido a los farmacéuticos de atención primaria y hospitalaria, que somos los que participamos en la plataforma”, remarca.

Con todo, como destacan en el estudio, está claro el cambio de paradigma hacia el que camina la farmacia hospitalaria. Los esfuerzos de farmacéuticos de hospital, tal y como incide García-Queiruga, deben estar dirigidos a proporcionar una atención farmacéutica integral al paciente, independientemente del nivel asistencial en el que se encuentre. En España, este cambio se está dando de forma progresiva, y está dentro de las líneas estratégicas de las sociedades científicas como la SEFH, y además en Galicia del Sistema Gallego de Salud.

Generalmente, la conexión entre AP y el AE se realiza vía telefónica o por correo electrónico

Twitter
Suplementos y Especiales