Humanizar la sanidad, un concepto que ha calado en la estructura administrativa

El consejero de Sanidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, inaugura el cuarto congreso anual de Autocuidado
Herramientas
Madrid
|
18 nov 2016 - 14:00 h
|

Si la asistencia sanitaria fuese un vehículo, el paciente sería el motor y el profesional, el engranaje. Como cualquier automóvil, necesitaría combustible, que en el caso que nos ocupa serían la familia y los cuidadores, actores imprescindibles, sobre todo cuando se trata de pacientes crónicos. Y por último tocaría elegir el modelo del vehículo, un rol que les tocaría ejercer a los partidos políticos, encargados de diseñar los nuevos modelos de gestión. En la Comunidad de Madrid este símil automovilístico tiene nombre y apellidos: es el modelo de la profesionalización y de la humanización de la asistencia sanitaria, clave en la gestión de los pacientes y en el empoderamiento de éstos. El consejero de Sanidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, dio algunas de sus claves durante la conferencia inaugural “La humanización del sistema sanitario” con la que se dio el pistoletazo de salida al cuarto Congreso de Autocuidado.

Poco a poco, este concepto ha ido calando en las Consejerías de Sanidad , especialmente después de las últimas elecciones autonómicas. Son conscientes de la necesidad de enseñar al paciente para que las cosas cambien. Sánchez Martos cree que por ello fundamental que en la agenda política comience a estar muy presente el discurso de la “autogestión”.

En el caso de Madrid, la potenciación de la humanización (y todo lo que ello conlleva en beneficio del autocuidado y del empoderamiento de los pacientes) parte de un mandato de la presidenta regional, Cristina Cifuentes. El objetivo era que el lema de que el paciente es el eje del sistema dejara de ser un mantra teórico para regir la práctica, primero de la Consejería y después de todos los profesionales de la región. “El eje de la Tierra no se mueve. Se mueve la Tierra. Por tanto el paciente no se tiene que mover. Tendremos que diseñar un sistema sanitario que acerque al paciente absolutamente todo”, indicó el consejero.

En la base de este concepto de humanización se encuentra el fin de los compartimentos estancos en el sistema sanitario, un modelo en el que idealmente, si ello fuera en beneficio del paciente, la quimioterapia debería darse en Atención Primaria. “El paciente, ya sea oncológico o diabético, no es propiedad de nadie”, recalca Sánchez Martos. El modelo que defiende, ni más ni menos, es el de la Atención Primaria y la Atención Especializada, pero en base únicamente a la continuidad asistencial... Un modelo también orientado a los crónicos, donde las camas de los hospitales se puedan reservar a agudos.

Ya lo dijo Walt Disney: “Si puedes soñarlo, puedes crearlo”. Hoy Madrid o Castilla-La Mancha son dos buenos ejemplos de esta creación, que se apuntala en primer lugar en potenciar un nuevo trato con el paciente basado en una comunicación más cercana por parte de todos los profesionales... Aspectos intangibles que según el consejero también deberían formar parte de la asistencia. “Seguiré prescribiendo cosas que no se financian en el sistema sanitario”, insiste Sánchez Martos, en referencia a su famosa ‘estimulina’.

Ya hay alguna muestra del éxito de este cambio de mentalidad. Mientras que el panorama a nivel estatal sigue dejando en un interrogante la posibilidad de firmar un pacto sanitario, Madrid está cerca de conseguir uno. Hoy, la comunidad es líder en la gestión de esta patología gracias a la creación del primer Observatorio de Hepatitis C del mundo, un logro que le ha valido el reconocimiento de la Comisión Europea y que ha acercado aún más la posibilidad de un acuerdo en el campo de la hepatitis con todos los agentes y las fuerzas de la Asamblea de Madrid. Sánchez Martos cree que se firmará en breve.

La nueva comunicación con los pacientes debería seguir otros derroteros, según el consejero. En primer lugar, modificando los prospectos o añadiendo uno al que ya exige la ley pero que realmente sea comprensible para el paciente. En la misma línea, considera necesario reforzar el consentimiento informado para que otorgue a las palabras que lo contienen el valor real que tienen: “Yo consiento, si tú informas”. No es así, según Sánchez Martos.

Sánchez Martos felicitó a los organizadores de Autocuidado 2016 por un programa “valiente” y les lanzó un guante para que el quinto congreso de Autocuidado se celebre bajo el epígrafe “La humanización y la ruta socio-sanitaria”. No cabe duda de que uno de los próximos retos está ahí.

El lema de que el paciente es el eje del sistema tiene que dejar de ser un mantra teórico para regir la práctica

Jesús Sánchez Martos: “Tendremos que diseñar un sistema sanitario que acerque al paciente absolutamente todo”

Twitter
Suplementos y Especiales