miércoles, 16 octubre 2019

  • 1 Seaic
  • 1
    Los expertos reunidos durante las Jornadas Espacio Asma.
    Gaceta Médica Barcelona
    Durante las Jornadas Espacio Asma se ha incidido en que los costes de un paciente con asma no controlada se triplican respecto a los que están en rango.
  • 2
    Gaceta Médica Madrid
    Este Registro, promovido por la Seaic, es una iniciativa pionera en Europa, ya que solo existe un proyecto parecido en Estados Unidos.
  • 3
    En más de la mitad de los adultos asmáticos el asma tiene origen alérgico.
    /
    Día Mundial del Asma
    En el Día Mundial del Asma los expertos recuerdan que el 80 por ciento del asma infantil tiene origen alérgico.
  • 4
    Los editores del libro “Asma Grave” reunidos durante la presentación.

    El asma grave no controlada consume más del 50 por ciento de los recursos sanitarios dedicados a la enfermedad, si bien sólo corresponde a un 5 por ciento del total de pacientes asmáticos. Así se explicó durante la presentación del libro ‘Asma Grave’,...

  • 5
    José Manuel Zubeldia, jefe del Servicio de Alergología del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, junto al resto de profesionales de su equipo, que están coordinando el primer y único Registro Europeo de Desensibilización a Medicamentos.
    A. FERNÁNDEZ/M. RASPAL Madrid

    Las reacciones alérgicas a medicamentos no tienen, por ahora, un tratamiento específico y los especialistas aconsejan, como en cualquier otro caso de hipsersensibilidad, evitar el contacto con el fármaco causante de la reacción — extendiendo esta precaución...

  • 6
    Enric Martí, responsable de la Unidad de tratamiento de alergias medicamentosas del Hospital Mosès Broggi de Sant Joan Despí (Barcelona), durante la celebración del curso
    redacción Madrid
    La alergia a medicamentos puede convertirse en un verdadero problema si el paciente tiene alergia a tratamientos vitales para su salud.
  • 7
    De izquierda a derecha, Rosa Muñoz (Comité Científico), Blanca García (Comité Organizador) y José María Olaguibel (presidente de la Seaic).
    En la próxima década se espera que se duplique la prevalencia de la patología alérgica, pero la utilización de biomarcadores está suponiendo un cambio sustancial en su abordaje.
  • 8
    E.S.C. Madrid

    Ante el aumento en las últimas décadas de la incidencia y prevalencia de las enfermedades oncológicas y en el incremento en la frecuencia de aparición de reacciones de hipersensibilidad por quimioterápicos de primera línea en el tratamiento de estas enfermedades,...

  • 9
    José María Olaguibel.
    E. Sainz Corada Madrid Pregunta. ¿Cuáles son las líneas maestras del plan estratégico que acaba de presentar la Seaic? Respuesta. Hasta ahora nunca se había hecho una planificación para plasmar claramente objetivos a corto y largo plazo, y fijar una hoja de ruta y en este momento es quizás más necesario cuando los recursos son escasos y en un entorno de búsqueda de eficiencias parecía el momento para esta tarea. Es una ordenación de la situación actual y hacia donde queremos ir. Hay un déficit importante de especialistas por lo que incidimos especialmente en un plan de asistencia general, un nuevo modelo de asistencia alergológica a nivel española, que sea equitativo porque hay grandes diferencias, hay comunidades autónomas donde hay un catálogo de prestaciones muy extenso y otras escaso y todavía hay algunas, como Baleares, donde ni siquiera hay un alergólogo en toda la red pública. La idea es fijar esa cartera de servicios de la especialidad, porque además es una especialidad muy cambiante y con muchas incorporaciones en técnicas diagnósticas y de tratamientos en los últimos años. La idea es organizar un modelo de asistencia que sea distributivo y equitativo y que ponga en perspectiva la calidad de la asistencia y la seguridad para el paciente. Cuantificar los déficits y animar a la Administración a que se ponga las pilas. P. Denuncian que ninguna comunidad cumple la proporción mínima de la OMS, ¿cómo se soluciona esta falta de especialistas? R. La solución es incrementar la dotación tanto en personal como en equipamientos y recursos de los servicios de Alergología y crear aquellos que no existan. En la mayoría de los sitios ya existe una mínima red, lo que pasa es que están infradotadas desde el punto de personal sanitario, no solo de especialistas sino también de enfermeros. Es una figura —la enfermera de alergología— que de momento no está reconocida en nuestro país (aunque es posible que haya cambio en el futuro) pero tienen que tener una formación muy sólida para el desarrollo de las técnicas que se están haciendo en diagnóstico y tratamiento. Lo cierto es que hay escasez y, además, hay una rotación enorme. P. Sin embargo, la prevalencia de las enfermedades alérgicas ha subido mucho en los últimos años. R. Es algo que no entendemos, que haya tan poca sensibilidad por parte de los servicios autonómicos de salud a este problema. Efectivamente los problemas respiratorios tienen un incremento muy importante desde mitad del siglo pasado hasta finales, y las alergias alimentarias estos últimos 10-15 años están incrementando mucho la prevalencia y la gravedad. Son procesos frecuentísimos y no se corresponde esa realidad de infraservicios. Estamos agobiados por la presión asistencial, lo que impide que haya otras acciones a otros niveles. Las unidades de excelencia en Madrid o Barcelona deberían tener dedicada una parte muy importante a la investigación y, por el contrario, se ven obligados a dedicar pocos recursos a eso. P. Hablando de investigación, ¿tienen algún estudio en marcha? R. Tenemos un fondo de investigación con el que ayudamos a todos los proyectos rutinariamente. Un 35-40 por ciento de los recursos de la fundación que tenemos se dedican a ese fondo. La sociedad ha desarrollado, además, un proyecto que se está terminando de farmacoeconomía de la rinitis bastante potente: el Ferin. Vamos a tener ya datos sólidos sobre los costos. Muchas veces las gerencias no son sensibles porque piensan que es patología con poca sustancia pero es crónica, mantenida que incide muy negativamente no solo en el estilo de vida sino también en la calidad de la misma y el rendimiento escolar y laboral. El trabajo de campo está cerrado, estamos con los últimos análisis y esperamos poder tener los definitivos a finales de este trimestre. P. Otro problema que denuncian es el intrusismo... R. Entendemos que hay muchas especialidades con las que tenemos fronteras comunes, cada uno tiene su grado de ‘experteza’ y hay que utilizarlo porque hay pacientes que son complejos y hay que utilizarlo y requieren la colaboración de varios especialistas. Lo que no entendemos es que pacientes que tienen alergia no sean atendidos por alergólogos. Habrá ocasiones en los que habrá que utilizar los servicios del otorrino, del dermatólogo, del neumólogo o del pediatra, y ya se está trabajando con alianzas con estas sociedades científicas dentro de este modelo de asistencia. Lo que no puede ser es que el paciente alérgico que tiene un nivel sea atendido por un pediatra o un otorrino, que no están especializados, en una CC.AA. porque no hay suficientes alergólogos. Eso no es de recibo. La legislación de este país respecto al intrusismo es muy permisiva. Hay una serie de temas frontera que cada uno tiene sus capacitaciones y si uno tiene las adecuadas, pues adelante, pero lo que no tiene sentido es lo otro. P. Entonces, ¿se está cubriendo la falta de alergólogos con otros especialistas? R. Sí, eso es: otorrinos, pediatras, dermatólogos, neumólogos... esos pacientes están recibiendo la atención por personas que no tienen la formación adecuada. La formación en Alergología está bien reglamentada desde el año 78 vía MIR y son cuatro años de especialidad, tenemos nuestra comisión nacional de la especialidad, hay una formación para ver adultos como niños con sus correspondientes rotaciones en Medicina Interna y Pediatría... uno no se hace alergólogo en un cursillo de un mes. Y es lo que denunciamos, que los pacientes son, en muchas ocasiones mal atendidos y exclusivamente por gente que no es especialista. P. Los premios BiC reconocen la calidad en la atención al paciente. ¿Qué le parece la creación de una nueva categoría de Alergología?, ¿qué cree que habría que valorar? R. Me parece excelente, este tipo de premios son siempre estimulantes. Lo que premiaría sería servicios que tuvieran una cobertura amplia, que tengan integrada toda la asistencia tanto a nivel básico como bien desarrollada, que no queden cojos, que estén bien dotados en el manejo de pacientes con alergia respiratoria, de alimentos, pediátrico, en el tema de patología cutánea... Que recogiera todo el conjunto de la especialidad a un nivel bueno. Porque ésa es la idea global, es una enfermedad sistémica con afectación pluriorgánica. Que tenga presente lo que nos hace más eficientes y más atractivos para los pacientes que quieren seguir recibiendo una atención continuada. Eso es, precisamente, una cosa que aprecian mucho los pacientes y sus familias, la atención integrada.
  • 10
    El doctor José Antonio Quintano Jiménez apuesta por la coordinación entre especialistas para dar una asistencia de calidad.
    U.G. Madrid Pregunta. ¿Qué ha supuesto la publicación de la Guía Española para el manejo del Asma (GEMA)? Respuesta. La Guía Española para el manejo del Asma (GEMA) es una guía de práctica clínica, diseñada para mejorar la acción diagnóstica y terapéutica de los médicos y enfermeros de nuestro ámbito que atiende a pacientes asmáticos. Es un documento, con texto, tablas y algoritmos de fácil lectura y basados en la evidencia científica actual. Se ha elaborado de forma imparcial y con el máximo rigor y ha contado para ello con el apoyo metodológico de miembros de la Colaboración Cochrane. En la actualidad, la GEMA es probablemente el consenso más grande realizado en nuestro país para una enfermedad en cuanto al número de sociedades científicas españolas participantes. Por parte de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) han intervenido como redactores miembros del Grupo de Respiratorio. La GEMA es la referencia en asma en nuestro país y tiene una gran aceptación entre los profesionales para la práctica clínica. Esta guía ha contado desde el principio con un estructurado plan de difusión que se ha complementado con otros documentos posteriores como GEMA Educadores y Guía de Asma Para Pacientes. La guía está disponible en formato pdf en la web de GEMA (www.gemasma.com). P. ¿Cuáles son, en su opinión, las principales limitaciones de las guías para el manejo del asma? R. Las grandes limitaciones de las guías de práctica clínica como la GEMA son su implementación y el grado de seguimiento de sus recomendaciones entre los profesionales sanitarios. Algunos estudios han mostrado, que hasta un 60 por ciento de los pacientes no sigue dichas directrices terapéuticas, existiendo una asociación directa entre el escaso seguimiento de las guías por parte de los profesionales y la mayor morbilidad por asma, que mejora cuando se siguen dichas recomendaciones. Un estudio sobre la anterior GEMA del 2003 reflejaba que aunque las guías son conocidas por los profesionales en un alto porcentaje, existía un deficiente conocimiento de las recomendaciones diagnósticas y terapéuticas. P. ¿Cómo se podría mejorar el diagnóstico del asma? R. El diagnóstico del asma se basa en una adecuada historia clínica en la que los síntomas clínicos característicos, como son la tos, opresión torácica y disnea, la variabilidad y la utilización de pruebas de función pulmonar, como la espirometría para objetivar la obstrucción al flujo aéreo, son los puntos clave. Hay que potenciar actividades de formación basadas en GEMA, como GEMA paso a paso o Trabajar con GEMA, dirigidas a los profesionales sanitarios con herramientas capaces de modificar la actitud diagnóstica de nuestros compañeros de atención primaria (AP). P. ¿Cuántas recaídas son provocadas por una adherencia al tratamiento deficiente? R. Desconozco estudios sobre el número de agudizaciones o empeoramiento del asma o si es debido a una adherencia inadecuada al tratamiento pero no cabe duda de que es una causa frecuente y hay que tener en cuenta que en muchos estudios la adherencia al tratamiento en asmáticos pocas veces supera el 60 por ciento. La adherencia al tratamiento en el asma comienza por la adopción de medidas de prevención para reducir o evitar la exposición a los diversos factores desencadenantes del asma. El otro pilar del tratamiento del asma es la toma correcta de los fármacos en tiempo y forma, fármacos que se toman generalmente de forma inhalada. A pesar de los avances en estas terapias inhaladas, existen evidencias de un beneficio subóptimo de la misma debido fundamentalmente a la incorrecta utilización de los inhaladores. Para ello, dentro de los programas de educación de asma uno de los apartados es aprender algunos conocimientos y habilidades sobre su forma de utilización. Todos los pacientes deberían seguir un programa de educación. Según recientes estudios, es escasa la implicación de los profesionales sanitarios en la educación sobre asma, siendo éstos lo que deberían impartirla a sus pacientes. P. ¿Cuáles son los mayores problemas que encuentran los médicos de atención primaria a la hora de tratar a un paciente asmático? R. Una vez que un paciente asmático es diagnosticado precisa un tratamiento que viene claramente recogido en las guías como GEMA. El tratamiento es escalonado y se basa en el grado de control de la enfermedad y con arreglo a él, necesitará uno o mas fármacos, la mayoría en forma inhalada. Yo creo que el médico de atención primaria (MAP) puede encontrar dificultad al decidir qué fármaco inhalado u oral emplear en cada estadio, pues la guía da varias opciones o alternativas y según estudios como GEMA-Test, los médicos tienen un conocimiento deficiente de las recomendaciones terapéuticas con arreglo a las normativas. P. ¿Cree que los especialistas están bien coordinados con los médicos de atención primaria en este tema? R. El asma es una enfermedad crónica en la que a lo largo de su evolución intervienen en su manejo diversos profesionales y especialistas: pediatras, MAP, neumólogos, alergólogos, internistas, enfermeros. Todos estos profesionales que están implicados en el diagnóstico, tratamiento, educación y seguimiento deben estar coordinados en sus pautas de actuación de una manera uniforme y continuada en el tiempo para lograr una atención de calidad a los pacientes. La atención del paciente con asma bronquial destaca dentro de la actividad diaria del médico de familia y es una responsabilidad compartida fundamentalmente con los especialistas en neumología y alergología. Aunque la relación y colaboración entre las Sociedades Científicas de Neumología (SEPAR) y de Atención Primaria como (SEMERGEN) son excelentes en nuestro país, a nivel de la coordinación de la medicina práctica continúa siendo un problema sin resolver. En cuanto a la relación entre AP y Alergología, mi impresión es que es muy deficitaria en general. Así ha quedado reflejado en una encuesta a nivel nacional (Encuesta FUTURA) promovida por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Y siendo consciente esta sociedad de Alergología de la necesidad de mejorar en la coordinación de los distintos niveles asistenciales, especialmente en el manejo cotidiano del paciente asmático, como respuesta a este déficit, se ha iniciado un protocolo de colaboración entre Alergología y Atención Primaria que facilite la derivación del paciente con asma alérgica y haga más fácil su manejo en ambos niveles asistenciales. P. ¿Con qué dificultades se encuentra el paciente asmático a la hora de utilizar sistemas de inhalación como MDI o polvo seco? R. Aunque la técnica inhalatoria es muy deficiente en los pacientes con asma y con todos los sistemas de inhalación en general, el problema se acentúa con los sistemas MDI convencionales pues se cometen más errores, fundamentalmente y el más trascendente es el de falta de coordinación entre disparo e inhalación que es causa de que la medicación no llegue o llegue poco a las vías respiratorias. En los sistemas de polvo seco, aunque parecen mas fáciles de utilizar en la práctica, el paciente no adquiere habilidad en la forma de “cargarlo”. Otro error es que el paciente al igual que con los MDI no hace una pausa de apnea necesaria para el deposito del fármaco. P. ¿Por qué es importante que el fármaco llegue vía aérea periférica? R. El asma es una enfermedad inflamatoria de todo el árbol bronquial, tanto de las vías proximales como de las más periféricas. A pesar del avance en la terapia inhalada, la dificultad radica en hacer llegar los fármacos inhalados a las vías mas distales. A la luz de estudios fisiopatológicos en la actualidad se le está dando más importancia a las vías pequeñas (<2 mm de diámetro) como responsables en parte de la gravedad del asma. Por tanto parece ser primordial que los fármacos antiasmáticos inhalados lleguen a las zonas más distales del pulmón. P. ¿Qué dispositivos hay en el mercado que superen estos inconvenientes relacionados con la técnica inhalatoria y eficacia clínica y puedan dar una mayor calidad de vida al paciente asmático? R. En la actualidad ya se dispone de sistemas de inhalación en solución, que producen partículas extrafinas, con un mejor depósito del fármaco en el pulmón (1/3 pequeña vía aérea periférica) y menos depósito en orofaringe, su velocidad de emision más lenta facilita la coordinación en la técnica inhalatoria. Estos sistemas que asocian en un solo dispositivo el broncodilatador de larga duración y un corticoide inhalado, mejoran el efecto broncodilatador y fundamentalmente el antiinflamatorio y por tanto la eficacia en el tratamiento del asma.
Síguenos en Redes Sociales
e-planning ad
Descargas en PDF
Descargar en PDF
Suplementos y Especiales
Twitter