Apixaban se asocia a menor tasa de efectos secundarios en comparación con AVK

Herramientas
|
04 sep 2019 - 10:35 h
|

En el marco del Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) celebrado este año en París, la alianza BMS-Pfizer ha presentado los resultados del estudio NAXOS, el mayor análisis con datos de vida real sobre la efectividad y seguridad de los anticoagulantes orales en Europa llevado a cabo en pacientes franceses con fibrilación auricular no valvular (FANV). Según los resultados del estudio, el uso de apixaban (Eliquis) se asoció a una menor tasa de sangrado mayor en comparación con un antagonista de la vitamina K (AVK) (cociente de riesgos [CRI]: 0,49; intervalo de confianza [IC] del 95 %: 0,46-0,52), rivaroxaban (CRI: 0,63; IC del 95 %: 0,58-0,67) y dabigatran (CRI: 0,85; IC del 95 %: 0,76-0,95).

Los resultados también asociaron apixaban a tasas más bajas de ictus y eventos tromboembólicos sistémicos en comparación con los AVK (CRI: 0,67; IC del 95 %: 0,62-0,72), pero no en comparación con rivaroxaban (CRI: 0,97; IC del 95 %: 0,89-1,05) o dabigatran (CRI: 0,92; IC del 95 %: 0,81-1,06). Por otra parte, también se relacionó con una tasa más baja de mortalidad por cualquier causa en comparación con los AVK (CRI: 0,56; IC del 95 %: 0,54-0,58) y rivaroxaban (CRI: 0,89; IC del 95 %: 0,85-0,94), pero no en comparación con dabigatran (CRI: 0,94; IC del 95 %: 0,87-1,01).

Según declaraciones de Rory O’Connor, director médico de Área de Medicina Interna de Pfizer “los resultados del análisis de vida real en pacientes con FANV en Francia, NAXOS, se suman al conjunto de datos de vida real sobre apixaban, que ahora suman una muestra de más de dos millones de pacientes a nivel mundial. Nos hemos comprometido a conseguir nuevos datos sobre apixaban en la vida real que ayuden a los médicos a tomar decisiones en la práctica clínica habitual”.

Este estudio cobra especial relevancia si se tiene en cuenta que la prevalencia de la fibrilación auricular en Francia fue de entre 600.000 y un millón de personas en 2011, según los datos más recientes disponibles.

Igualmente, Mary Beth Harler, responsable de Desarrollo de Medicamentos Innovadores de Bristol-Myers Squibb, ha comentado que “a medida que avanza el panorama de evidencia en vida real, somos capaces de proporcionar resultados adicionales a partir de un número cada vez mayor de datos de pacientes de todo el mundo. Las prácticas sanitarias y las características demográficas de los pacientes pueden diferir en función de la ubicación geográfica, y los datos de vida real del estudio NAXOS pueden ayudar a proporcionar a los profesionales sanitarios de dicho país una comprensión cercana sobre sus pacientes con FANV”.

En el caso de España, según datos de la Sociedad Española de Cardiología, la fibrilación auricular afecta al 4,4% de la población española mayor de 40 años, es decir, más de un millón de pacientes, de los cuales más de 90.000 están sin diagnosticar. Su principales riesgo son el ictus, que supone la primera causa de muerte en las mujeres y la segunda en hombres en España, y la embolia sistémica.

Así mismo, aproximadamente 800.000 personas toman algún tipo de tratamiento anticoagulante para prevenir la embolia sistémica o el ictus. El ictus es la primera causa de muerte en las mujeres y la segunda en hombres en nuestro país,. Además, es la principal causa de discapacidad en la vida adulta y su impacto socio-económico es muy elevado.

Tal y como asegura Inmaculada Roldán, cardióloga del Hospital Universitario de la Paz y coordinadora del Grupo de Trombosis Cardiovascular de la Sociedad Española de Cardiología, “los datos del mundo real nos confirman la efectividad y la mayor seguridad de los anticoagulantes directos sobre los antivitamina K en la prevención del ictus por FANV. Sin embargo, tal y como ha alertado esta doctora, en España sigue siendo predominante el uso de los AVK en este contexto: “actualmente, en el mundo, se ha invertido el empleo de anticoagulantes directos y AVK a favor de los primeros. En Europa por ejemplo, la media de empleo de anticoagulantes directos es del 70% frente al 30% del empleo de AVK. Nuestro país está aún muy lejos de una anticoagulación correcta y un uso adecuado de los anticoagulantes directos, con un porcentaje del 42% de utilización, menor incluso en comunidades importantes como Madrid, donde se encuentra sólo en el 34%. Todo ello pese a que más del 50% de los pacientes tratados con acenocumarol están mal controlados”.

Los datos de vida real tienen el potencial de complementar los datos de ensayos clínicos controlados y aleatorizados, ya que proporcionan información adicional sobre los resultados de un medicamento en la práctica médica rutinaria. No obstante, los estudios de vida real presentan varias limitaciones, como pueden ser el tipo de datos utilizados y su origen, pues estos factores pueden limitar la aplicación generalizada de los resultados y los criterios de valoración. Los estudios observacionales en condiciones reales tan solo permiten evaluar la asociación y no la causalidad y, pese al uso de métodos para abordar los factores de confusión medidos, todavía puede haber cierta presencia de factores de confusión residuales. Debido a sus limitaciones, los estudios de vida real no se utilizan como indicios por sí solos a la hora de validar la eficacia y/o seguridad de un tratamiento. En el estudio NAXOS, aunque se aplicó el ajuste del índice de propensión para controlar los múltiples factores de confusión, aún existe un potencial sesgo residual.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales