#PRÓSTATA

Apalutamida mejora la supervivencia global y libre de progresión en todos los tipos de CPHSm

Herramientas
Madrid
|
07 jun 2019 - 13:17 h
|

Los resultados del estudio Titan han demostrado que apalutamida (Erleada, Janssen), junto con la terapia de deprivación androgénica (TDA), mejora significativamente los dos criterios de valoración principales de supervivencia global (SG) y supervivencia libre de progresión radiológica (SLPr) en pacientes con cáncer de próstata hormonosensible metastásico (CPHSm) en comparación con placebo más TDA, independientemente de la extensión de la enfermedad o el tratamiento previo con docetaxel (Taxotere, Sanofi Aventis).

Álvaro Juárez Soto, jefe sel servicio Urología del Hospital del SAS Jerez señala que los datos de Titan son muy importantes “porque se ha estudiado todo el espectro, alto y bajo riesgo, y el impacto ha sido positivo tanto en SG y como en SLPr”. Esto quiere decir, especifica el oncólogo, que “en cualquier paciente metastásico con el cáncer primario localizado, sea de alto o bajo riesgo, si reciben apalutamida van a vivir más, ya que los resultados han mostrado una reducción del 33 por ciento del riesgo de muerte”.

Asimismo, apalutamida más TDA también mejoró significativamente la SLPr, en comparación con un placebo más TDA, con una reducción del 52 por ciento del riesgo de progresión radiológica o muerte en comparación con el placebo más TDA. La mediana de SLPr fue de 22,1 meses para el grupo placebo más TDA y aún no se ha alcanzado en el brazo de apalutamida más TDA .Las tasas de SG a los dos años, tras una mediana de seguimiento de 22,7 meses, fueron del 82 por ciento con apalutamida más TDA en comparación con el 74 por ciento en el brazo de placebo más TDA.

Además de mostrar beneficio en los dos objetivos principales de SG y SLPr, también se alcanzó el objetivo de prolongación del tiempo hasta la quimioterapia citotóxica en los pacientes tratados con apalutamida más TDA, con una reducción del riesgo del 61 por ciento en comparación con placebo más TDA.

Cambio de paradigma

Juárez ha recordado que fue en 2012 cuando se introdujeron nuevos fármacos que incrementaban la SG en cáncer de próstata resistente a la castración (CPRC) con la llegada abilaterona (Zytiga, Janssen), enzalutamida (Xtandi, Astellas) y docetaxel. “Que en la etapa final (CPRC N+) haya fármacos que incrementan la SG y la SPL ha tenido un gran y pacto y ¿qué se ha hecho? Ir probando las nuevas terapias en etapas más tempranas de la enfermedad” continúa el oncólogo.

“Apalutamida tuvo buenos resultados en el M0, como vimos en el ensayo clínico Spartan. Antes, en este estadio, solo podíamos esperar a que se hiciera metastásico resistente a la castración para que pudiéramos tratarlo. Que ahora apalutamida incremente en más de dos años el que aparezca una metástasis es brutal en oncología uroterial”, añade Juárez.

Por otro lado, “albilaterona y docetaxel se empezó a probar en el cáncer metastásico de début”, explica Juárez quien señala que estos últimos fármacos solo eran eficaces “en alto riesgo”. Por ello es tan destacada “la aportación de Titan”, concluye el oncólogo.

Álvaro Juárez Soto:
“Los resultados han demostrado una reducción del riesgo de muerte en un 33%”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales