#Mama

ASCO asienta los cimientos de la inmunoterapia, que espera su ‘boom’ en 2020

Será en ESMO o en el Simposio Internacional de Mama cuando se presenten datos consolidados
Temas relacionados:
Herramientas
Enviada especial a Chicago
|
07 jun 2019 - 13:17 h
|

El Congreso Americano de Oncología ha seguido arrojando luz sobre el abordaje de los distintos tipos de cáncer de mama. La conclusión principal es la inmunoterapia se está consolidando en este campo, si bien se espera que sea en ESMO o en el Simposio Mundial de Cáncer de Mama (San Antonio, Estados Unidos) cuando los datos definitivos salgan a la luz. Así lo explica el director de la Unidad de Cáncer de Mama de IOB Institute of Oncology, Javier Cortés. “Lo mejor de este año en ASCO está por llegar y lo sabremos en ESMO y en el encuentro de San Antonio”, confirma.

Las novedades en este congreso, se han centrado en el cáncer de mama HER2. Como indica Cortés se ha reportado el análisis final del estudio Cleopatra que compara doble bloqueo anti HER2 con trastuzumab. El ensayo apunta a que “se sigue manteniendo una ventaja espectacular en supervivencia”. Tras ocho años de seguimiento, el 40 por ciento de pacientes siguen vivas, y hay un 20-25 por ciento de pacientes en las que van a empezar a considerarlas como crónicas. “Hace 15 años, la mediana de supervivencia en este tumor era de 18 meses”, recuerda Cortés.

En esta línea, en cáncer de mama temprano, de nuevo, con doble bloqueo se han presentado datos a más largo plazo donde se ve que cuando la paciente está óptimamente tratada, la supervivencia libre de recaída es del 94 por ciento. “En aquellas pacientes donde no quedaba tumor, estamos hablando que más del 94 por ciento están curadas. Recordemos que era el tumor de peor pronóstico”, añade el oncólogo.

Con estos datos, el mensaje, en su opinión, es claro: “Hay que hacer el mejor tratamiento posible para que las pacientes se curen”, algo que puede parecer evidente, pero en lo que hay que incidir.

En cáncer de mama triple negativo, el tumor más agresivo, Cortés destaca el estudio IMpassion con inmunoterapia en primera línea en tumores con expresión de PDL1. El tratamiento está aprobado por la FDA y, como explica Cortés, se espera que a finales de agosto lo apruebe la EMA. Es un tratamiento que “mejora el pronóstico y los datos de supervivencia empiezan a ser muy interesantes”.

De cara al futuro, otra de las novedades que apunta el oncólogo son estudios del primer antibody drug conjugate —conjugado droga anticuerpo— donde mediante un mecanismo similar al Caballo de Troya puede suponer una opción importante para estas pacientes.

En HER2 negativo se ha dado “una vuelta de tuerca más” para entender mejor qué pacientes no necesitan quimioterapia, especialmente en el caso de las más jóvenes. “Ya sabemos que en torno a un 50-60 por ciento de pacientes hormonales HER2 negativo a las que ayer dábamos quimioterapia hoy no va a hacer falta. Seguimos optimizando mejor qué pacientes serán estas”.

Javier
Cortés:
“Lo mejor de este año está por llegar y lo sabremos en ESMO y San Antonio”

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales