#Abordaje

Los esfuerzos para buscar estrategias que permitan al sistema inmune reconocer el tumor

El presidente de ESMO, Josep Tabernero, hace un repaso de los avances más destacados de ASCO
Temas relacionados:
Herramientas
Enviada especial a Chicago
|
07 jun 2019 - 13:17 h
|

El balance del Congreso Americano de Oncología (ASCO) es positivo para el presidente de la Sociedad Europea de Oncología (ESMO), Josep Tabernero, y director del Val d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO). De hecho, una de los asuntos que destaca del congreso fue la plenaria, dedicada por primera vez al acceso de los medicamentos con Medicare. “Es la primera ve se presenta en plenaria cuestiones de acceso y precios. Y este año ha sido gracias a la presidencia de Mónica Bertagnolli, que es una cirujana oncológica muy sensible al acceso”, explica Tabernero.

En esta línea, la sesión conjunta entre ESMO y ASCO de esta edición también estuvo centrada en el acceso y cómo mejorar las estrategias en este sentido. A su juicio, en cierto modo, la sociedad americana comienza a seguir la estela de Europa. Aunque, eso depende también de quién ocupe la presidencia de la institución.

Tabernero explica que se va avanzando en segmentos muy pequeños de la enfermedad. Así, destaca los datos del estudio POLO, donde por primera vez se ponen sobre la mesa un tratamiento personalizado en páncreas. “Hasta ahora los tratamientos eran para todos los pacientes, sin ningún tipo de selección”, recuerda el oncólogo, al tiempo que hace hincapié en la importancia de estos resultados porque “más que el beneficio en sí es el concepto de la personalización del tratamiento en todos los tumores”.

Los retos en innovación se centran en los pacientes que no se pueden beneficiar de la inmunoterapia. Como recuerda el presidente de ESMO, estos tratamientos funcionan en el 25 por ciento de los tumores calientes, es decir, donde el sistema inmune ha reconocido el tumor y por varios mecanismos ha quedado bloqueado. “Lo que hacen estos fármacos es despertar al sistema inmune que ya había reconocido al tumor como algo a eliminar, pero nos queda el 75 por ciento restante en los que el sistema no ha reconocido que las células son malignas y se tienen que eliminar, lo que se llama tumores fríos”.

Tabernero explica que se están invirtiendo muchos esfuerzos en buscar estrategias que permitan que el sistema inmune reconozca al tumor, como las vacunas, los anticuerpos bioespecíficos, etcétera donde se va progresando lentamente. “Educar al sistema inmune para que reconozca la enfermedad como algo anómalo se podrá conseguir, pero lleva mucho más esfuerzo”.

Josep Tabernero:
“La inmunoterapia solo funciona en el 25 por ciento de los pacientes”

Twitter
Suplementos y Especiales