#excelencia

Unidad de Mama OncoHealth: abordaje integral y multidisciplinar en las mejores manos

La investigación y la atención más avanzada al servicio de las pacientes con cáncer de mama
Temas relacionados:
Herramientas
Madrid
|
07 jun 2019 - 13:17 h
|

Excelencia, experiencia e innovación, rapidez y seguridad, enfoque global, y atención integral, especializada y multidisciplinar. Y todo ello bajo el paraguas del Instituto Oncológico de la Fundación Jiménez Díaz, OncoHealth, dirigido por Jesús García-Foncillas, con lo que ello supone desde el punto de vista asistencial, investigador y docente para las pacientes.

Así es, y esos son los valores diferenciales de la Unidad de Mama OncoHealth, coordinada por Ricardo Pardo, del Servicio de Cirugía General del hospital, y formada por oncólogos médicos, oncólogos radioterapeutas, radiólogos, anatomopatólogos, cirujanos plásticos, psico-oncólogos y demás especialidades implicadas en torno al abordaje de esta enfermedad.

“Contar con todos estos especialistas, trabajando de forma coordinada y consensuando todos los casos de cáncer de mama que vemos en nuestra unidad multidisciplinar nos permite evaluar el contexto global de la mujer y adaptar el tratamiento a todas sus fases y en su conjunto vital”, explica García-Foncillas.

Desde el punto de vista asistencial, además de la citada multidisciplinariedad, que permite abordar todos los casos de forma integral dentro del hospital, esto se traduce en otras ventajas como la “rapidez y seguridad en la toma de decisiones, y de la mano de los mejores profesionales”, afirma por su parte Ricardo Pardo.

Asimismo, el Servicio de Anatomía Patológica del hospital, completamente digitalizado, aporta un plus de rapidez a los diagnósticos de la enfermedad, “permitiendo la conexión entre el análisis bioinformático de estas imágenes anatomopatológicas y las imágenes radiológicas de mamografía, ecografía digital y resonancia magnética evaluar y alcanzar las diferentes vías de información cruzada que puedan derivarse del estudio y la investigación de las distintas formas de visualizar desde la célula a la imagen microscópica de un tumor”, señala el director del instituto oncológico.

En el mismo sentido, la aplicación en cáncer de mama de la biopsia líquida ayuda a monitorizar sus alteraciones genéticas para conocer mejor el tumor y, en función de ello, plantear mejores tratamientos a cada caso.

Otro elemento diferenciador de la Unidad de Mama OncoHealth es, tal y como explica su coordinador, la aportación del Servicio de Genética de la Fundación Jiménez Díaz para la determinación rápida de pacientes portadoras de oncogenes vinculados a un alto riesgo de desarrollar esta neoplasia, y la consulta específica para el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de las pacientes que lo precisen.

En cuanto al abordaje quirúrgico, que se realiza por las secciones de Mama del Servicio de Ginecología —liderado por Manuel Albi—, y de Cirugía Endocrina y Mama del Servicio de Cirugía General del centro, fusionadas en la unidad y de la que forman parte todos los cirujanos y ginecólogos que actualmente trabajan en ellas, ésta incorpora cada vez técnicas oncoplásticas más evolucionadas para mantener el porcentaje del 70 por ciento de cirugías conservadoras recomendado por los estándares europeos. Asimismo, incorporará la radioterapia intraoperatoria, que permite dar a la paciente todo el tratamiento en una sola dosis, evitándole tres semanas de radioterapia y mejorando mucho su calidad de vida.

Pero la marca OncoHealth representa, además, “poner la investigación más avanzada al servicio de la paciente con cáncer de mama”, continúa García-Foncillas, apuntando como ejemplos la realización del perfil genómico de las pacientes para conocer su nivel de riesgo oncológico, y así establecer estrategias individualizadas, o los trabajos con modelos de tumores reales de pacientes reales en sistemas animales “para buscar, ante una situación de falta de respuesta a varios tratamientos, cual puede ser el más adecuado en casos en los que no tenemos información clara que nos permita decidir qué opción terapéutica prescribir”.

Y es que, añade, “la unidad está asociada al equipo multidisciplinar de cáncer hereditario para poder diagnosticar precozmente el cáncer de mama en fases tempranas en mujeres con alto riesgo de desarrollarlo por sus antecedentes familiares”. “Nuestra perspectiva es buscar los más frecuentes en esta patología y aplicar esa fase de investigación a la identificación de nuevas causas que den respuesta a entornos familiares cuya razón de predisposición no sea tan clara”, matiza.

Igualmente, destacan proyectos como el que va a coordinar Ricardo Pardo con la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria (SESPM) y junto a otros profesionales de ésta: la próxima puesta en marcha de un observatorio nacional de mujeres jóvenes con cáncer de mama para analizar por qué cada vez hay más casos por debajo de los 40 años.

Un liderazgo del coordinador de la Unidad de Mama OncoHealth que también se da en el Protocolo nacional de diagnóstico y tratamiento de linfoma anaplásico de células grandes asociado a implantes mamarios en colaboración con la SESPM, cuyo objetivo es unificar a nivel nacional el diagnóstico y tratamiento de este tipo de linfoma para agilizar y optimizar su abordaje.

Excelencia, experiencia, innovación, rapidez, seguridad y atención especializada son valores diferenciales de la unidad

El paraguas del Instituto Oncológico de la Fundación Jiménez Díaz beneficia a las pacientes a nivel asistencial e investigador

Twitter
Suplementos y Especiales