Baricitinib demuestra eficacia en múltiples variables y escenarios de la AR frente a un anti-TNF

Madrid
|
05 sep 2017 - 12:35 h
|

Se estima que entre un 20 y un 30 por ciento de las personas que sufren artritis reumatoide (AR) no pueden controlar su enfermedad pese a estar en tratamiento. Como explica Ricardo Blanco, especialista del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, “precisan de nuevas alternativas terapéuticas con novedosos mecanismos de acción”. Esta novedad terapéutica no se ha hecho esperar. Se trata de baricitinib, comercializado por Lilly como Olumiant, el primer inhibidor de JAK para el tratamiento de la AR con actividad de moderada a grave en adultos.

Esta novedad terapéutica ha demostrado su eficacia para frenar la progresión de la enfermedad, al tiempo que permite reducir algunos de los efectos secundarios más comunes de los FAME sintéticos convencionales como metotrexato. Además, ha demostrado superioridad estadísticamente significativa frente a un anti-TNF como adalimumab, en múltiples parámetros de eficacia, ambos en combinación con metotrexato. En esta línea, también ha demostrado su eficacia en diferentes escenarios clínicos tanto en pacientes refractarios a FAME convencional como a FAME biológicos.

Es el primer medicamento de administración oral, por lo que a juicio del experto, la aparición de nuevas alternativas de tratamiento para esta patología supone cubrir algunas necesidades que hasta ahora no era posible.

Como ha explicado, Javier Ellena, CEO de Lilly en España, Portugal y Grecia, alrededor de 3.500 pacientes han participado en su desarrollo clínico, en el que han intervenido también 13 centros españoles.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales