Biología molecular e inmunoncología, claves para el futuro de oncohematología

Conclusiones tras la octava edición del curso de biología molecular
Herramientas
Madrid
|
22 feb 2017 - 15:00 h
|

El papel de la biología molecular en la hematología es fundamental para el diagnóstico, pronóstico y tratamiento personalizado de los pacientes con este tipo de patologías, según afirma el especialista Joaquín Martínez, del Servicio de Hematología del Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid).

Martínez, que participó en la 8º Edición del Curso de Biología Molecular en Hematología (CUBIMOL) celebrado en Madrid, dijo que la formación en biología molecular es “una gran oportunidad” dado el “estado continuo de cambio” en la que se encuentra. El curso, al cual asistieron más de 200 profesionales, ha dotado a los hematólogos de los conocimientos básicos en las técnicas moleculares y su aplicación clínica.

En el encuentro también se abordó la inmunoterapia en la oncohematología, una materia no muy tratada en la formación según el experto Ismael Buño. Buño dijo que aunque “en los últimos años estamos viendo como la inmunoterapia está entrando con mucha fuerza, hay pocos cursos enfocados a la enseñanza de esta nueva terapia como forma de tratamiento”.

El curso destacó que el avance más importante en relación a la inmunooncología es el descubrimiento de los puntos de control inmunológico que hacen que ciertos tumores escapen al control y respuesta del sistema inmunitario. En este sentido, se está demostrando en ensayos clínicos como esta nueva técnica es capaz de alterar determinados tipos de tumores, tanto hematológicos (líquidos) como sólidos

Twitter
Suplementos y Especiales