Código esclerosis múltiple: Actuar cuanto antes y con eficacia mejora el pronóstico

Herramientas
Madrid
|
23 nov 2018 - 13:24 h
|

En esclerosis múltiple, el tiempo es oro. Así de contundente se muestra Miguel Ángel Hernández, coordinador de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria (Tenerife), uno de los participantes del encuentro “Suprimiendo la progresión de la EM. Ahora”, organizado por Roche el marco del Congreso de la SEN celebrado en Sevilla.

El neurólogo repasó el abordaje en las formas tempranas de la esclerosis múltiple. En este sentido, recordó que actualmente Roche cuenta con ocrelizumab, un fármaco aprobado no solo para la forma más frecuente, la esclerosis múltiple remitente recurrente, sino que también “abre la esperanza” para la otra forma clínica, la primaria progresiva, que hasta ahora no tenía tratamiento.

En la estrategia terapéutica, destaca, es bueno saber que esta molécula cubre ambas formas, lo que supone, en su opinión, un cambio a la hora de diseñar el tratamiento.

El especialistas recuerda que el “Código esclerosis múltiple”, a imagen del popular código ictus, determina que actuar cuanto antes y con eficacia mejora el pronóstico. Es un cambio de paradigma, añade, en la medida que hasta ahora el planteamiento terapéutico era comenzar con fármacos de relativa eficacia y avanzar hacia los de mayor eficacia.

En palabras de Hernández, esta molécula muestra un alto beneficio con una seguridad a medio y largo plazo tolerable y una vía de administración, de dos viales al año, que favorece la adherencia y proporciona buena calidad de vida a los pacientes. “Es una herramienta que permite maximizar los beneficios y minimizar el riesgo, con una buena tolerancia y adherencia”, resume.

El experto recuerda que cuando se enfrentan por primera vez a un paciente con esclerosis múltiple se aborda un campo de impredecibilidad. “La clínica inicial es la misma, pero los factores pronósticos que tenemos en un primer momento son iguales entre aquellos que van a evolucionar”, expone. De ahí que sea necesario, subraya, acudir a marcadores, neurofilamentos y resonancia magnética.

Twitter
Suplementos y Especiales