Avanzando en la estratificación de pacientes a través de biomarcadores

Dos de los biomarcadores más importantes a la hora de desarrollar medicamentos son el PD-1 y el PD-L1
Herramientas
Madrid
|
01 feb 2019 - 12:27 h
|

Uno de los principales avances en el abordaje del cáncer es el descubrimiento de biomarcadores específicos. El último informe publicado por IQVIA asegura que los ensayos que utilizan biomarcadores para estratificar a los pacientes susceptibles de respuesta constituyeron el 34 por ciento de los ensayos de oncología en 2017.

Dos de los biomarcadores más importantes a la hora de desarrollar medicamentos son el PD-1 y el PD-L1, ya que se ha demostrado que, al inhibirlos, su eficacia es muy alta en 23 tipos diferentes de tumores sólidos. No obstante, hay numerosos ensayos en marcha que están comprobando la eficacia de análisis de otros biomarcadores. Uno de ellos es el TMB (tumor mutation burden), que mide las mutaciones en las células que conforman el tumor y ha demostrado un gran potencial para demostrar la idoneidad de tratamientos de inmunoterapia. En el caso del cáncer de mama, serían las alteraciones en los genes HER2- y HR+, sobre todo en pacientes postmenopáusicas, la proteína KRAS asociada al gen homónimo o la presencia de un cromosoma anormal denominado Filadelfia en el caso de la leucemia crónica mieloide.

La inmunoterapia

Estos son solo unos ejemplos que demuestran que el camino de la inmunoterapia pasa por el avance en la investigación de nuevos biomarcadores que ayuden a comprender la enfermedad.

Todo ello se debe también al crecimiento impulsado sin duda por la I+D. En concreto, la patronal de la industria farmacéutica de Estados Unidos, la PhRMA, asegura que a día de hoy existen un total de 1.120 medicamentos y vacunas en desarrollo en el área de oncología. Y es que las investigaciones realizadas sobre el papel del sistema inmunológico en la lucha contra el cáncer ha dado lugar a algunos de los avances más emocionantes en este campo, lo que se ha traducido y se traducirá en la llegada de una nueva ola de inmunoterapias que se dirigen específicamente a los tumores: es la era de la medicina personalizada. “Si bien estamos en un momento de cambios notables en la atención en oncología, con aprobaciones en los últimos años que representan avances significativos para los pacientes, apenas estamos empezando a comprender el verdadero poder de estos nuevos medicamentos”, explican desde la patronal norteamericana. En concreto, leucemia, linfoma y cáncer de pulmón son las patologías que disponen de más fármacos en investigación.

I+D
Actualmente existen un total de 1.120 medicamentos y vacunas en desarrollo en el área de oncología

Áreas
Leucemia, linfoma y cáncer de pulmón son las patologías que disponen de más fármacos en investigación

Twitter
Suplementos y Especiales