Herramientas
|
21 dic 2018 - 11:03 h
|

La Organización Mundial de la Salud estima que 387.913 europeos morirán de cáncer de pulmón en 2018. Los resultados preliminares de un nuevo estudio realizado por The Economist Intelligence Unit, comparando 13 países, han mostrado que los gobiernos europeos están respondiendo de manera muy diferente a la enfermedad. Los países con mejores resultados parecen contar con políticas de prevención efectivas en vigor y priorizar oportunamente el acceso a tratamientos nuevos e innovadores.

La investigación inicial del estudio, que se ejecutará a principios de 2019 con los estudios en profundidad de los países y talleres, fue presentada por The Economist Intelligence Unit durante el Foro Europeo del Cáncer en Bruselas, organizado por MSD. El público asistente, compuesto por decisores, miembros de la comunidad académica, profesionales sanitarios, la industria y representantes de los pacientes, actuará como altavoz de los resultados del estudio y contribuirá a poner el foco en la siguiente fase de la investigación. The Economist Intelligence Unit buscará entender qué países están avanzando, innovando y aprovechando las oportunidades para salvar vidas.

Hasta ahora, el estudio ha apuntado a siete hallazgos clave de los 13 países Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Países Bajos, Noruega, Polonia, Rumanía, España, Suecia y Reino Unido:

1. Durante los últimos 15 años, el número de nuevos casos de cáncer de pulmón ha alcanzado las cotas más altas en Países Bajos y las más bajas en Suecia. El número de muertes debidas al cáncer de pulmón fue más alto en Polonia, Países Bajos, Bélgica, Reino Unido y Grecia, pero estas cifras han disminuido durante los últimos 15 años. Finlandia ha hecho progresos importantes y ahora tiene la tasa de mortalidad más baja. El resto de países han hecho pocos o ningún progreso durante los últimos 15 años.

2. Se ha observado un aumento medio en el porcentaje de pacientes que todavía siguen vivos 5 años después del diagnóstico, desde el 12% hasta solo el 17% a lo largo de 15 años. El promedio de la tasa de supervivencia para todos los cánceres combinados fue de 50% a 60%. Austria, Suecia y Noruega tuvieron las tasas más altas de supervivencia para el cáncer de pulmón, y las más bajas se dieron en Rumanía, Finlandia y el Reino Unido.

3. El cáncer de pulmón es una prioridad estratégica en los países que cuentan con guías y planes de control del cáncer (de pulmón): Suecia y Francia puntuaron mejor en este parámetro, mientras que Finlandia todavía tiene que ponerse al día.

4. Dado que el tabaco es el principal factor de riesgo para el cáncer de pulmón, con alrededor del 80% de los cánceres de pulmón asociados al tabaco, los programas de salud pública relacionados con el control del tabaco y dejar de fumar, incluida la regulación de los cigarrillos electrónicos, son particularmente importantes. El estudio mostró que Finlandia y Noruega son líderes en esta área, mientras que Rumanía está en los últimos puestos.

5. En términos de tratamiento, el estudio recog si los pacientes están recibiendo tratamiento, si se dispone de pruebas tumorales y si éstas son reembolsadas, y si los medicamentos nuevos e innovadores son reembolsados. De los cuatro biomarcadores más comúnmente utilizados para el cáncer de pulmón, las pruebas para los cuatro solo se reembolsan en una minoría de países.

6. Solo Suecia y Polonia tienen un plan/sección específica para el cáncer de pulmón dentro del Plan Nacional de Control del Cáncer (NCCP) y solo cuatro países (Austria, Francia, Rumanía y Grecia) han actualizado su NCCP en los últimos cinco años.

7. Solo la mitad de los países (Bélgica, Francia, Alemania, Países Bajos, Polonia, España y Reino Unido) han empezado o están involucrados en un estudio para investigar si o cómo se podría introducir la detección precoz (cribado).

<p>Disparidad entre los países europeos frente al cáncer de pulmón</p>

Antes de su discurso de apertura en el Foro Europeo del Cáncer, Martin Seychell, director general adjunto de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria (DG SANTE) de la Comisión Europea señaló: “En los últimos años hemos podido mejorar los resultados para los pacientes con cáncer, aunque el cáncer sigue siendo la segunda causa de muerte en la UE”. Y añadió: “los resultados del estudio de The Economist Intelligence Unit muestran claramente la necesidad de una colaboración estrecha entre todas las partes interesadas y la lucha contra la enfermedad seguirá siendo indudablemente una prioridad para la Comisión en los próximos años”.

“La evaluación comparativa entre países y los análisis por país de este estudio nos indican cómo obtener mejores resultados”, señaló por su parte Alfonso Aguarón en nombre de Lung Cancer Europe. “Los decisores deberían conocer estos resultados y sentirse estimulados para adoptar los resultados del informe. Es el momento de hacer más conciencia sobre la carga de la enfermedad para los pacientes, sus familiares y amigos. Es el momento para que los pacientes se hagan oír”.

Deepak Khanna, vicepresidente senior y presidente regional de EMEAC Oncología para MSD añadió: “Todos los grupos de interés deberían acelerar la implementación de políticas que contribuyan a mejorar los resultados. Como compañía de investigación biofarmacéutica, estamos trabajando con gobiernos de toda Europa para garantizar que los pacientes tengan acceso oportuno a nuestros medicamentos innovadores contra el cáncer para contribuir a ampliar y mejorar las vidas de los pacientes con cáncer de pulmón”.

Twitter
Suplementos y Especiales