Dosis más flexibles de regorafenib alivia los efectos secundarios en colón metastásico

Herramientas
Madrid
|
12 jul 2019 - 12:11 h
|

El estudio liderado por el Grupo de Tumores Digestivos (TTD) ha demostrado que una pauta de administración más flexible de regorafenib en pacientes con cáncer colorrectal metastásico (CCRm) que han dejado de responder a la terapia estándar permite mejorar la calidad de vida de los pacientes sin reducir la eficacia del fármaco.

En el ensayo participaron 299 pacientes que habían recibido una media de cuatro líneas de tratamiento previas antes de ser incluidos en el estudio. Los pacientes fueron repartidos en cada uno de los tres brazos: 160 mg/día durante tres semanas seguido de una semana de descanso sin tratamiento (grupo estándar), una dosis reducida de 120 mg/día durante tres semanas seguido de una semana de descanso sin tratamiento (grupo de dosis reducida), o una dosis de 160 mg/día una semana, intercalada con otra semana de descanso (grupo de dosis intercalada). Los pacientes incluidos en los dos últimos grupos escalaban la dosis hasta alcanzar la del grupo de tratamiento estándar si tras un primer ciclo de tratamiento no registraban toxicidades relevantes.

Aunque el ensayo no cumplió estadísticamente el objetivo principal de mejorar la tolerancia global del medicamento en los grupos de dosis e intercalada, los investigadores sí observaron que estos esquemas más flexibles lograban mejorar algunos parámetros aislados que aumentaron la tolerancia de los pacientes, como la fatiga, la hipertensión o la eritrodisestesia palmoplantar.

La media de tratamiento fue de 3,2 meses en el grupo estándar; 3,7 en el grupo de dosis reducida y 3,8 en el de semanas alternas.

Twitter
Suplementos y Especiales