Efectividad reducida de las grasas Omega 3 y la Vitamina D en la enfermedad cardiaca

Herramientas
Enviada esp. a Chicago
|
16 nov 2018 - 12:56 h
|

Según el estudio Vital presentado durante el American Heart Association Congress 2018 (AHA 2018), la efectividad de las grasas Omega 3 y la Vitamina D, contenidas en diferentes variedades de pescado, es reducida en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

El ensayo, desarrollado durante más de cinco años, es uno de los que cuenta con una muestra más amplia en este campo de estudio ya que ha reunido a más de 25.000 participantes para medir a nivel global el impacto que tienen estos compuestos a la hora de prevenir eventos cardiovasculares.

En el caso del Omega 3, se ha registrado una moderada reducción de eventos cardiovasculares en aquellos pacientes a los que se les ha administrado frente a los que no lo han recibido; el estudio destaca que los pacientes testados han recibido o bien una dieta alta en pescado con contenido de este ácido graso o una suplementación nutricional.

A la hora de medir la influencia del Omega 3 en la reducción de infartos y la mortalidad derivada de enfermedades cardiovasculares, los datos revelan que la influencia es menor y no se ha considerado de gran relevancia. En palabras Joann E. Manson, coordinadora del estudio, la investigación plasma que los ácidos grasos Omega 3 pueden tener un rol cardioprotector en términos de riesgo ‘normal’, sobre todo si se tiene en cuenta a la población africana y americana que suelen tener una ingesta baja de este tipo de pescados.

Más pequeña es la diferencia si se habla de los efectos de la vitamina D a la hora de evitar eventos cardiovasculares o prevenir el desarrollo de cáncer, aunque los resultados si reflejan su beneficio a la hora de reducir la mortalidad en pacientes con esta enfermedad.

La parte positiva del ensayo es que no se han encontrado efectos adversos en los participantes, como pudieran ser el riesgo de hipercalcemia, los sangrados o el aumento de síntomas en enfermedades cardiovasculares.

Manson explicó que a pesar de no haber hallado un impacto relevante en este sentido, hay que atender a los datos positivos y seguir trabajando en esa línea.

e-planning ad
Twitter
Suplementos y Especiales